Estudiantes de Medicina y Enfermería piden además planes de contingencia para adaptarse a la enseñanza híbrida

La falta de formación del profesorado agrava la brecha digital en sanidad
Estudiantes de Medicina en una clase presencial.


15 abr 2021. 11.00H
SE LEE EN 6 minutos
La educación online se implantó en los hogares de la noche a la mañana con la irrupción de la pandemia de Covid-19. Las universidades se adaptaron a la emergencia sanitaria y crearon un nuevo escenario que, según el ministro de Universidades, Manuel Castells, ha llegado para quedarse. El ministro es un firme defensor de un modelo de educación híbrido, donde tenga lugar la enseñanza presencial pero también se pueda combinar con las posibilidades tecnológicas. Sin embargo, estudiantes de Enfermería y Medicina reseñan ciertas limitaciones al modelo y ponen el acento en la necesidad de que los profesores adquieran conocimientos necesarios a nivel tecnológico para poder enseñar a distancia.

Según el borrador definitivo del nuevo Real Decreto de organización de las enseñanzas universitarias elaborado por el ministerio, "se entiende por modalidad docente híbrida (o semipresencial) en un Grado cuando la actividad lectiva que enmarca el plan de estudios englobe asignaturas o materias en modalidad presencial y virtual (no presencial), siempre manteniendo la unidad del proyecto formativo y la coherencia en todos aquellos aspectos académicos más relevantes -aunque la conjugación de la doble modalidad docente implique adaptaciones de los elementos académicos a las mismas-". La proporción de créditos no presenciales paraque un título tenga la catalogación de híbrido será la situada "en un intervalo entre el 40 y el 60 por ciento de la carga crediticia total del título de Grado".

La propia directora de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca), Mercedes Siles, explicó a Redacción Médica que "se debe aprovechar la pandemia para conseguir una docencia híbrida", para lo que reclama una mayor inversión. 

Una de las principales limitaciones que, según explica Lozano a Redacción Médica, se han encontrado es que, en España, antes de la pandemia únicamente se concebía  la educación presencial a nivel de Grado. “Nadie había hecho esto antes. Es verdad que existen Másteres online, pero no es lo mismo un Máster online, que está creado específicamente para hacerlo a través de distintas plataformas e incluso cuenta con métodos de evaluación adaptados, que un Grado universitario”, señala.

Enfermería duda de la enseñanza híbrida


Para Pilar Lozano, estudiante de de Enfermería en la Universidad Autónoma de Madrid y presidenta de la Asociación de Estudiantes de Enfermería (AEEE), esta nueva realidad presenta más limitaciones que oportunidades para los estudiantes de Grados sanitarios como Enfermería. 

La presidenta de la  AEEE destaca que, de establecerse definitivamente el modela de enseñanza híbrida, el plan de estudios Grado de Enfermería tendría que “reorganizarse”, ya que no solo consta de clases teóricas. Lozano apunta que cuentan con simulaciones y presencia en el hospital, un componente prácticum que es “insustituible”. “Por mucho que haya ciertas universidades que hayan planteado hacer trabajos que sustituyan a los prácticos, eso no es viable. Tú tienes que desarrollar una capacidad de trato con el paciente y eso nunca te lo va a poder dar un maniquí”, añade.

Pilar Lozano también resalta que se ha producido una adaptación de las salas de simulación, en funcionamiento pero “en grupos mucho más reducidos y extremando la limpieza”. Además, agrega que un importante número de profesores no cuentan con los conocimientos a nivel tecnológico necesarios que requiere la enseñanza a distancia.

La presidenta de la  AEEE pone sobre la mesa el deseo de volver a la presencialidad, pero reconoce que los estudiantes tendrán que seguir adaptándonos y será la propia situación la que demande cómo deberán actuar. Incide en que nos encontramos en una situación “muy cambiante”, por lo que las universidades tienen que crear planes de contingencia.

Como nota positiva, Pilar Lozano considera que  la rápida adaptación a la emergencia sanitaria por parte de universidades y alumnos ha evidenciado una capacidad de adaptación muy grande, algo que considera muy importante en el  Sistema Sanitario de Salud “porque nunca sabes lo que puede llegar”.

Necesaria formación de los docentes en nuevas tecnologías


Desde la Confederación Estatal de Estudiantes de Medicina no tienen un posicionamiento oficial, aunque han defendido la presencialidad "siempre y cuando se cumpla con las garantías formativas y las metodologías docentes sean adecuadas". 

Ángel Benegas, presidente del CEEM considera, a título propio, que "la pandemia ha puesto de manifiesto que  un montón de metodologías docentes y tipologías de formación estaban obsoletas". El nivel de la tecnología actual permite dar una clase magistral por zoom, argumenta Benegas, que defiende dedicar la presencialidad a "los aspectos más importantes, como los seminarios, clases clínicos o aprendizaje basado en problemas". 

"El grado de Medicina sí puede tener este modelo híbrido siempre y cuando su implantación sea correcta y se garantice a todos los estudiantes, porque existe en la actualidad una brecha tecnológica". Para ello, Benegas defiende que sean las universidades o las CCAA quienes "doten a todo el estudiantado de los recusos necesarios para que puedan seguir estas clases sin distinciones ni condiciones". 

Benegas, por tanto, considera que la enseñanza híbrida en el grado de Medicina "sí  podría ser una forma de innovación en la formación universitaria" pero defiende que todo el estudiantado "debe tener las mismas oportunidades y recursos". "Debe haber una clara formación docente para el uso de las nuevas tecnologías para que la formación no pierda calidad", advierte el estudiante. "Si la calidad de mi formación va a quedar menguada, tampoco interesa", sentencia.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.