El Consejo General considera que los protocolos son una cobertura legal: “Es algo que ya se hacía en el día a día”

Subida salarial en Enfermería, no por prescripción sino "por competencias"
Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.


09 ago 2022. 18.25H
SE LEE EN 3 minutos
Las nuevas guías de prescripción de fármacos que ha aprobado el Ministerio de Sanidad habilitarán a las enfermeras para recetar medicamentos para tratar las heridas, la hipertensión, la diabetes o las quemaduras a los pacientes. Sin embargo, estas nuevas competencias no se traducirán a priori en un incremento de su salario en forma de un complemento económico específico.

El presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, ha descartado que vaya a solicitar esta mejora en la remuneración de las profesionales ya que considera que se trata de unas funciones que ya habían adquirido en el pasado. “La prescripción no deja de ser algo que ya se hacía en el día a día de la profesión y que esta norma y estos protocolos lo que hacen es darles una cobertura legal”, ha planteado a Redacción Médica.

El líder del organismo colegial sí que ha insistido en que es necesario mejorar las condiciones económicas que actualmente disponen las enfermeras en España, aunque enmarca esta subida en su “responsabilidad y competencias en general” y no a una mejora concreta relacionada con su papel en la prescripción de medicamentos para algunas patologías.

El Consejo General de Enfermería (CGE) es uno de los organismos que ha defendido la necesidad de que los profesionales del sector sean ascendidos al grado A1 dentro de la escala del funcionariado debido a su formación académica y a la responsabilidad que ostentan en el cargo. Un cambio de estatus que si el Gobierno decidiese materializar se traduciría en un aumento de casi 6.000 euros al año en su nómina y que afectaría a cerca de 240.000 personas.

“Las enfermeras y enfermeros deben ser reconocidos de acuerdo a sus competencias y funciones, tanto las generalistas como las especialistas”, ha apostillado Pérez Raya.


Las guías de prescripción enfermera, en el aire


La valoración sobre las guías de prescripción enfermera llega en un momento en el que su aplicación todavía está en el aire. Tanto la Organización Médica Colegial (OMC) como el Consejo General de Farmacéuticos (Cgcof) han interpuesto sendos recursos de alzada contra los nuevos protocolos que ha elaborado el Ministerio de Sanidad porque consideran que representan una invasión de competencias y van “más allá de lo previsto en la normativa reguladora”.

El Consejo General de Enfermería (CGE) ha mostrado su rechazo contra este movimiento que atribuye exclusivamente a un sector específico de los organismos colegiales, mientras que ha defendido que las guías son el resultado del “consenso” entre médicos, enfermeros, farmacéuticos, sanidad militar, mutuas y las administraciones públicas.

Las nuevas guías habilitan a las enfermeras para prescribir decenas de medicamentos para cubrir algunas de las patologías relacionadas directamente con su trabajo. El abanico abarca desde las bromelaínas para quemaduras hasta las inyecciones de insulina para los diabéticos o los diuréticos para los pacientes con hipertensión. El objetivo es mejorar la adherencia terapéutica a la par que prevenir la aparición de complicaciones innecesarias.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.