El sindicato ha enviado una carta al Ministerio de Derechos Sociales con medidas para mejorar el actual sistema

Satse reclama refuerzo de plantillas y auditorías en residencias
Manuel Cascos


09 ago 2021. 14.40H
SE LEE EN 3 minutos
El refuerzo de las plantillas enfermeras y la realización de auditorías son dos de las medidas primordiales en las que se basa el plan del Sindicato de Enfermería (Satse) al Gobierno para mejorar la situación de las residencias de mayores. 

El sindicato ha trasladado en una carta una batería de medidas a la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, para cambiar el actual modelo de residencias de mayores y que las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas que prestan su atención y cuidados en estos centros sociosanitarios mejoren sus condiciones laborales y profesionales.

En primer lugar, reclama una solución al "grave problema" que supone la infradotación de las plantillas de enfermeras y fisioterapeutas en los centros sociosanitarios, ya que la media de personas mayores por cada enfermera o enfermero supera los 100- 150 residentes, dándose el caso de centros con más de 200 personas por cada profesional. 

Resalta, además, que estos profesionales trabajan, de manera mayoritaria, en turnos de mañana y, en muchos menos casos, en los turnos de tarde y de noche. Unos profesionales que sufren unas condiciones laborales y retributivas "muy precarias" que les obligan a buscar nuevas oportunidades de trabajo en otros ámbitos asistenciales, apuntan desde la organización sindical.

Asimismo, ve necesario establecer la realización de auditorías exhaustivas e independientes en todos los centros sociosanitarios, ya sean públicos, privados o concertados, cuyas conclusiones se hagan públicas, y que se establezcan protocolos y normas básicas de obligado cumplimiento en aspectos tales como la atención sanitaria y cuidados, higiene o el apoyo psicológico de los mayores residentes.

En la misiva, Satse insiste en la  urgente necesidad de dar una solución a los distintos problemas y deficiencias que sufren estos centros y que repercuten directamente en la atención y cuidados que reciben todos sus residentes.

Coordinación entre los sistemas sanitario y social 


"Los más pertinente es que se garantice una atención integral centrada en la persona en la que debe tener un papel fundamental la figura de un profesional de referencia capaz de desplegar un amplio abanico de competencias sanitarias, sociales y relacionales que garanticen la coordinación con los distintos miembros del equipo y con las familias", explican desde la organización.  

El sindicato reclama también la creación de un órgano de coordinación entre los sistemas sanitario y social que se encargue de planificar de manera conjunta los cuidados de larga duración, establecer un sistema integrado de información y asegurar la calidad de las prestaciones, así como definir los protocolos a seguir en casos de crisis sanitarias como la actual.

Por último, y ante su intención de informar a patronal y sindicatos de los trabajos que se vayan acometiendo a lo largo de los próximos meses, Manuel Cascos, traslada a la ministra la disposición del sindicato a participar activamente en la configuración del futuro modelo para los centros sociosanitarios de nuestro país con el objetivo último de poder garantizar la mejor atención y cuidados posibles a las personas mayores.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.