Pide que el presupuesto de sanidad de las comunidades autónomas dedique entre un 20 y un 25% al primer nivel asistencial

Satse propone diez acciones para acabar con el deterioro de la Primaria
Manuel Cascos, presidente de Satse.


03 mar 2021. 20.10H
SE LEE EN 3 minutos
El Sindicato de Enfermería, Satse, ha reclamado a Gobierno y comunidades autónomas el desarrollo de un decálogo de actuaciones y medidas para mejorar y reforzar la atención y cuidados que se prestan a ciudadanos y pacientes en el ámbito de la Atención Primaria una vez que la pandemia ha agravado el deterioro progresivo que sufre desde hace años este nivel asistencial.

Una vez conocido el reiterado compromiso de la nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, de reforzar la Primaria, así como informes, como el de Amnistía Internacional o la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp), que constatan la precaria situación de este nivel asistencial, Satse ha priorizado las principales acciones que deben acometer a corto y medio plazo todas las administraciones sanitarias competentes, tanto a nivel estatal como autonómico, para que la actual crisis sanitaria sirva de revulsivo para mejorar la atención y cuidados en centros de salud y domicilios.

En primer lugar, Satse subraya la necesidad de aumentar los recursos y medios destinados a la Atención Primaria y, para ello, plantean que los próximos presupuestos de las diferentes comunidades destinen entre el 20 y el 25 por ciento del gasto sanitario a este ámbito.

El reforzamiento de las plantillas de enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas debe ser, para el sindicato, otra de las prioridades. El objetivo tiene que ser que enfermeras y enfermeros no tengan una población asignada que supere a las 1.000 personas y que se respete la proporción de una enfermera por cada médico en los centros. En el caso de los fisioterapeutas reclama que haya, al menos, un profesional en cada centro de salud.

Asimismo, se propone el desarrollo pleno y generalizado de actuaciones, como la cirugía menor para Enfermería, la hospitalización a domicilio, el triaje de Enfermería en la atención no urgente no demorable, y que las enfermeras y enfermeros puedan optar a la dirección de los centros de salud sin ningún tipo de obstáculo o impedimento legal. Además, hay que garantizar la atención a la mujer en todas las etapas de su vida, con la presencia de, al menos, una matrona en cada centro de salud.


Seguimiento de Enfermería a pacientes crónicos


El seguimiento de las enfermeras a las personas con procesos crónicos en sus domicilios resulta también fundamental de cara a mejorar su salud y calidad de vida. De esta forma, se reduciría el número de ingresos hospitalarios y se conseguiría un ahorro muy importante al SNS, teniendo en cuenta que, en la actualidad, los procesos crónicos suponen el 75 por ciento del gasto sanitario en nuestro país.

El sindicato subraya también la necesidad de propiciar una mayor coordinación y colaboración entre Atención Primaria y especializada, y una óptima dotación de recursos y medios básicos de diagnóstico, así como una mejor planificación de la atención a crónicos, pluripatológicos y personas dependientes.

“Resolver los problemas y necesidades de Atención Primaria que la crisis de la Covid-19 ha evidenciado de manera generalizada requiere de una clara y verdadera voluntad política que se traduzca en medidas financiadas de manera adecuada para poder dejar atrás muchos años de deterioro y abandono continuado”, concluye el sindicato.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.