El joven, de 24 años, trabajaba en el geriátrico de Padre Rubinos, una institución asistencial en A Coruña

Luto en la sanidad por el asesinato de Samuel: era técnico de Enfermería
Samuel Luiz Muñiz.


05 jul 2021. 14.40H
SE LEE EN 4 minutos
España continúa consternada ante el asesinato de Samuel Luiz Muñiz, un joven de 24 años que falleció en la madrugada de este sábado en el Complexo Hospitalario Universitario A Coruña (Chuac) tras haber recibido una paliza, presuntamente por motivos homófobos, sobre las tres de la mañana en la confluencia del paseo marítimo con la avenida de Buenos Aires. Horas después del suceso, las redes sociales se llenaron de condenas públicas y anónimas ante el supuesto origen homófobo de la agresión que recibió el joven, que trabajaba de técnico de Enfermería en el geriátrico de Padre Rubinos, una institución asistencial centenaria en A Coruña. Muy querido por los usuarios del centro y compañeros, aspiraba a convertirse en protésico dental, según destaca La Voz de Galicia. 

Ante el asesinato del técnico de Enfermería, el sector sanitario no ha dudado en denunciar el suceso en redes sociales. "Seguro que los gallegos llenaremos las plazas. #JusticiaParaSamuel #XustizaParaSamuel", escribía el enfermero Héctor Castiñera en su perfil de Twitter de Enfermera Saturada. Octavi Pujades, médico y actor, escribía en un tuit: "Samuel. 24 años. Auxiliar de enfermería. Asesinado de una paliza por ser gay. Este fin de semana. Aquí. El odio. El gran enemigo. El enemigo de la libertad de todas, todos y todes. Ninguna tolerancia con sus asesinos". 

Desde el Gobierno, la ministra de Derecho Sociales y psicóloga, Ione Belarra, también ha lanzado un mensaje en su perfil de Twitter donde condena la agresión.  

Un presunto malentendido


Por el momento, la versión que maneja la policía es que la brutal paliza por la que el sanitario perdió la vida en A Coruña se debió a un presunto malentendido. El joven se encontraba con unas amigas en la entrada de una discoteca de la zona del paseo marítimo, hablando con alguien por videoconferencia. Sin embargo, un grupo de hombres próximo creyeron que el joven grababa con el dispositivo móvil a las mujeres que los acompañaban y uno de ellos comenzó la pelea, increpándole y dándole un puñetazo. Las amigas de la víctima aseguran que el principal promotor del linchamiento le dijo a Samuel: “O paras de grabar o te mato, maricón”. No tardaron en sumarse los amigos del agresor, que empezaron a pegar y dar patadas a Samuel Luiz, sin que él pudiera defenderse.

Este lunes la Policía Nacional ha identificado y tomado declaración al menos a nueve personas en relación con este suceso, aunque no ha practicado ninguna detención. Así lo ha asegurado el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, durante una visita realizada este lunes a Ourense, durante la cual ha explicado que "no se descarta ninguna de las vías" en relación a si se trata de un crimen homófobo. Las personas identificadas son chicos y chicas de alrededor de veinte años, aunque las fuerzas de seguridad buscan al menos a diez personas relacionadas con la brutal paliza como autores directos o testigos vinculados.

Ante este asesinato, distintos colectivos LGTBI han convocado concentraciones de repulsa en muchas localidades de dentro y fuera de Galicia para este lunes y las redes sociales se han llenado de mensajes pidiendo #JusticiaParaSamuel ante lo que podría ser un crimen de LGTBIfobia

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.