Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 16:20
Política Sanitaria > Enfermería

El 'modelo Uber' de contratación desembarca en el sector sanitario

El ministro británico anuncia que para el próximo año pondrá en marcha esta experiencia para flexibilizar el sector

El anuncio del ministro ha puesto en alerta al sector enfermero británico.
El 'modelo Uber' de contratación desembarca en el sector sanitario
Redacción
Lunes, 16 de octubre de 2017, a las 11:40
La externalización laboral que han producido aplicaciones como Uber está próxima a irrumpir en Sanidad. Así se desprende del anuncio que la semana pasada hacía Jeremy Hunt, ministro británico que aseguraba en la conferencia del Partido Conservador que para el próximo año se pondrá en marcha un programa piloto a través de una oferta de trabajo flexible basada en apps para su personal. 

Se trata de una app para enfermeros que funcionará junto a una bolsa de empleo de manera que ayuden al cuidado de sus propias familias, según el ministro. Para Hunt, los modelos de enfermería son arcaicos y no permiten al gremio cuidar de su familia y los contratos son inflexibles para el personal, además de que conducen "a pagas exorbitantes por las horas extras", algo que complica la situación del ya recortado NHS (sistema nacional británico de salud). 

El anuncio del ministro británico, que también había presentado recientemente una nueva app para poder relacionarse con los médicos, ha puesto en pie de guerra al sector, que considera que es más beneficioso conceder al personal la subida de sueldo que necesita más que invertir en nuevos modelos. "Tener a nuestro personal sobreexplotado y mal pagado, avisado en el último minuto por medio de una aplicación de que no son necesarios es una idea terrible y el comienzo de una pendiente resbaladiza", ha lamentado el sindicato GMB por medio de su responsable de servicios públicos. 

Parche, no solución

Por su parte, desde la Asociación Británica de Médicos aseguran que las nuevas tecnologías no resolverán el problema, que radica en que "no hay suficientes consultas disponibles con médicos y enfermeras porque no hay suficientes médicos y enfermeras disponibles para satisfacer las crecientes necesidades de nuestros pacientes". 

Este tipo de soluciones ya han sido puestas en duda por expertos británicos en digitalización, señalando que aunque es posible que mejoren la flexibilidad, acabarán creando puestos de trabajo con condiciones más precarias, frente a las opiniones de quienes defienden que estas plataformas digitales ofrecen una alternativa más barata. 

Los sindicatos, a su vez, critican que el cuerpo de enfermería del NHS tiene actualmente un déficit de 24.000 empleados pese a que era el mayor importador de la UE antes del Brexit y que sus enfermeros llevan años con el sueldo congelado. De ahí las suspicacias ante lo que se ha llamado la 'uberización' de la enfermería británica.