Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:40
Política Sanitaria > Enfermería

¿Por qué Reino Unido necesita más profesionales de Enfermería españoles?

La perspectiva universitaria afianza la carencia de estos trabajadores en el NHS

Imagen con las siglas del Sistema de Salud Público británico.
¿Por qué Reino Unido necesita más profesionales de Enfermería españoles?
Redacción
Lunes, 03 de julio de 2017, a las 13:15
Reino Unido empieza a ver peligrar la promesa del Gobierno de crear 10.000 plazas nuevas de Enfermería para cubrir sus necesidades sanitarias. Según publica el diario The Guardian, la universidades británicas critican que el ejecutivo esté optando por dejar la medida en el aire, puesto que está recortando notablemente el número de becas destinadas a la formación. 

En el sistema de salud británico (NHS), los estudiantes de Enfermería deben pasar el 50 por ciento de su formación trabajando bajo supervisión, normalmente en un hospital, pero los centros educativos alertan de que no se han creado plazas extras para esta formación adicional, que costaría 15 millones de libras en 5 años para formar a los 10.000 nuevos enfermeros. 

Las demandas para estudiar Enfermería en el próximo curso académico han caído un 23 por ciento respecto a 2016 precisamente por la supresión de las becas, pese a que el año anterior el Gobierno aseguró que dotaría con 800 millones de libras esterlinas la partida para esta formación, creando 10.000 plazas adicionales para que los recién formados se integrasen en el sistema, una promesa que ahora queda vacía después de la confirmación de que las becas se agotarán este año. 

Cae la demanda

Los propios expertos están advirtiendo de que el Gobierno debe formar a más enfermeras para cubrir las necesidades de contratación del NHS, especialmente cuando se está empezando a negociar el Brexit. El número de enfermeros extranjeros que solicitan trabajar en Reino Unido ha caído un 96 por ciento en menos de un año, y sólo 46 profesionales europeos accedieron a un puesto en abril de este año frente a los 1.304 que lo hicieron en julio de 2016, según estadística del Consejo de Enfermería y Obstetricia. 

En este sentido, David Green, de la Universidad de Worcester, señala que no cree que la intención política sea dejar las plazas en el aire, sino más bien ahorrar dinero. Para él, el hecho de que no se hayan ampliado las ofertas para formación bajo supervisión en hospitales -parte imprescindible del graduado- demuestra que no había un plan para aumentarlas. "Podemos darle a los estudiantes toda la teoría, pero lo que realmente necesitan es trabajar en una unidad. No hay dinero para formación y no podemos engañar a la gente con falsos folletos. Esta es la historia a los largo de todo el país", lamenta.