25 de septiembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 11:40
Política Sanitaria > Enfermería

El CGE condena el asesinato de una enfermera por militares venezolanos

Los hechos ocurrieron durante la consulta promovida por la oposición al régimen de Nicolás Maduro

Máximo González Jurado, presidente del CGE.
El CGE condena el asesinato de una enfermera por militares venezolanos
Redacción
Lunes, 17 de julio de 2017, a las 16:30
El Consejo General de Enfermería (CGE) se ha sumado a las condenas por el asesinato de una enfermera en Venezuela por los cuerpos paramilitares del país. Así lo ha manifestado la institución que preside Máximo González Jurado, que ha dirigido un escrito a las más altas instancias de la profesión a nivel mundial “para que se posicione y denuncie ante la comunidad internacional la muerte a balazos de una enfermera solo armada con una papeleta y una urna”.

Sendas cartas, dirigidas a la directora general y la presidenta del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) –organismo adscrito a la Organización Mundial de la Salud-, han sido enviadas a la sede central de Ginebra para que esta institución recoja el guante de la denuncia de la enfermería venezolana y española y lo transmita a los enfermeros y enfermeras de todo el mundo, así como a los Gobiernos y todas las organizaciones sanitarias mundiales.

“Un atroz y vil crimen”

El CGE se refiere al caso de Xiomara Scott, de 61 años, una de las últimas víctimas mortales del tiroteo perpetrado por cuerpos paramilitares contra los ciudadanos que se hallaban frente a una mesa de votación de la consulta promovida por la oposición al régimen de Nicolás Maduro. Según han declarado algunos familiares en medios locales y fuentes de la Enfermería venezolana, Scott, jubilada del Hospital Miguel Perez Carreño, “era una mujer con una profunda vocación de servicio al prójimo que sólo pedía libertad y siempre se posicionó contra los que apuestan por la represión de su propio pueblo”.

“Ante el atroz y vil crimen, acontecido en la localidad de Catia, al oeste de la capital, Caracas, la Enfermería española ha mostrado su consternación y dolor”, manifiestan desde el Consejo General de Enfermería, que considera además “necesario que toda la Enfermería mundial se movilice contra el cruel y terrible asesinato de una compañera querida que sólo pedía vivir en libertad, una persona desarmada tiroteada por grupúsculos criminales en plena calle”.

En sus declaraciones, el organismo que preside González Jurado asegura que están “dolidos” y que quieren “expresar toda la solidaridad de la “enfermería española con nuestros hermanos de Venezuela, que a pesar de las complicadas circunstancias no han dejado de cumplir con su labor de servicio a los pacientes y particularmente con toda la familia de Xiomara que ha perdido a un ser querido de la manera más terrible e inesperada”.