Se investiga si él y su entorno familiar crearon una trama de "sociedades interpuestas" que giraban "facturas falsas"

Denuncia: Pérez Raya urdió un plan para cobrar comisiones como presidente
Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería (CGE).


02 mar 2021. 19.50H
SE LEE EN 8 minutos
El 16 de octubre de 2017, Florentino Pérez Raya fue nombrado presidente del Consejo General de Enfermería. Fue a partir de entonces cuando, según una denuncia a la que ha tenido acceso Redacción Médica, "estableció una nueva estrategia de facturación a otras entidades colaboradoras tanto del CGE, de su filial E-Network Salud, como del Consejo Andaluz de Enfermería y el Colegio de Enfermería de Córdoba; corporaciones todas ellas presididas por Pérez Raya". Y es que si hasta entonces la presunta facturación fraudulenta se habría hecho fundamentalmente a través de una empresa familiar de figuritas de escayola, como ya ha desvelado este periódico, a partir de esa época el mecanismo de facturación habría cambiado.

La denuncia describe un presunto entramado de empresas con “sociedades interpuestas para detraer una comisión pactada”. Se habría hecho a partir de cuatro contratos para asesorar, analizar la reputación de la profesión enfermera o diseñar planes estratégicos para la Enfermería española y andaluza que, en conjunto, alcanzarían un valor de 462.008 euros.

La denuncia señala que tanto Florentino como su esposa, María del Carmen L.G., el hijo de ambos, Florentino P.L. y la mujer de éste, Patricia D.L.R., “se pusieron de acuerdo con José María S.S.E., representante de tres empresas (dos de ellas con las que se habían firmado los contratos y una tercera, la presunta sociedad interpuesta) para detraer ilícitamente una ‘comisión’ de los cuatro contratos descritos”, según explica la denuncia que ahora se investiga.

¿Cómo lo hacían? Según se explica en el texto elevado a los tribunales, los “denunciados” habrían girado “facturas falsas” a esa tercera sociedad interpuesta sin presuntamente haber prestado “servicio alguno con relación a los contratos firmados”. Los documentos adjuntos a los que ha accedido este periódico muestran cómo María del Carmen L.G., esposa de Pérez Raya, habría girado facturas por un importe de 7.473,41 euros cada una en concepto de “colaboración comercial y técnica en procesos de selección y cursos para sus clientes”. Sin embargo, la denuncia pone de manifiesto que “es ama de casa y carece de conocimiento alguno en el ámbito de la formación y selección de personal”.

La propia denuncia, y en referencia a las facturas de la mujer de Pérez Raya, dice que "se observa por la numeración de las mismas que corresponden con el mes en curso del año". Del mismo modo, la ampliación de la denuncia que está en el Juzgado incluye un anexo documental con una presunta planificación de estos cobros, lo que haría pensar que la facturación no sería algo puntual.

Respecto al hijo del matrimonio, Florentino P.L., “empleado de E-Network Salud, que se integra en el grupo corporativo del CGE”, la denuncia explica que “habría procedido igualmente a girar facturas falsas" a cargo de la citada tercera empresa interpuesta "durante los años 2018, 2019 y 2020 por cantidades mensuales de 6.050 euros por presuntos servicios de asistencia informática”. Para comprobar todo ello, la denuncia solicita la "revisión de la cuenta corriente de abono del denunciado".

Subidas de sueldos en el CGE para "diluir el impacto fiscal" de las facturas


La denuncia pone a continuación en valor el papel de la esposa de Florentino P.L., Patricia D.L.R., “empleada del CGE”. Y es que según el texto legal, Florentino Pérez Raya habría “ordenado al departamento de administración que se procediese a incrementar las nóminas de ambos” con el presunto objetivo de “diluir el impacto fiscal” de estas facturaciones calificadas de “falsas” por la denuncia.

Así, “a partir del mes de septiembre de 2018 se les incrementan las nóminas” por lo que el hijo del presidente del CGE habría pasado a cobrar un salario mensual de 11.914,60 euros cuando antes percibiría 8.040,74 euros/mes. Asimismo, su esposa habría pasado de cobrar 2.010,74 euros a 2.957,80 euros mensuales. La denuncia detalla además que aquel mes de septiembre de 2018 “ningún otro empleado del CGE” habría visto incrementado su salario.

Las presuntas subidas de sueldo a hijo y mujer de éste les habrían supuesto incrementos salariales anuales según la denuncia de 46.487,20 euros y 11.364,12 euros respectivamente; por lo que el matrimonio habría pasado a percibir 57.851,32 euros más cada año a costa de las arcas del CGE.

En el caso de que la referida facturación tanto de la esposa de Pérez Raya como la de su hijo se hubiera repetido durante todos los meses del año (como puede sugerir la numeración de las mismas), la cantidad total ingresada entre ambos superaría los 160.000 euros. Si a ello se suman los mencionados incrementos salariales, los ingresos totales estarían por encima de los 220.000 euros.

Contratos para la reputación enfermera, claves en la trama


Los cuatro contratos a los que se hace referencia en líneas anteriores son los siguientes: Pérez Raya “en representación del CGE y otras entidades, decidió suscribir a partir de julio de 2018 cuatro contratos de asesoramiento con dos empresas de las que José María S.S.E. es presidente del Consejo de Administración”. Según la denuncia, el 23 de julio de 2018 Pérez Raya y la citada persona habrían suscrito un contrato para la realización de un servicio para analizar la reputación de la Enfermería. Por él se habría acordado pagar a una de estas corporaciones la "suma total de 7.000 euros más IVA al mes; totalizando en 101.640 euros”.

Ese mismo mes y año, pero no para el CGE sino para el Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba, del que también es presidente Pérez Raya, habría suscrito “otro contrato de asesoramiento” con una de las empresas de José María S.S.E., con el objetivo de “poner en marcha proyectos para el análisis y desarrollo de la Enfermería. Todo ello por un presunto coste total de “96.000 euros anuales más IVA”.

También en 2018, el Consejo Andaluz de Enfermería (que también preside Pérez Raya), “habría suscrito otro contrato de asesoramiento" con una de estas empresas, "cuyo objeto sería la creación y desarrollo de otro" proyecto de las características antes descritas "del que no se dispone más datos”. Si bien la denuncia “estima un coste anual del entorno de 80.000 euros anuales”.

Ya en enero de 2019, “la mercantil E-Network Salud (propiedad del CGE)" y de nuevo otra de estas empresas vinculadas con José María S.S.E. habrían suscrito un “contrato de prestación de servicios por el que la segunda se comprometía a prestar a la primera servicios de asesoría, auditoría y consultoría en el ámbito de la reputación corporativa con destino a la Organización Colegial de Enfermería”. El coste total de este contrato, según la denuncia, ascendería a “184.368 euros más IVA”.

Denuncia por cinco sueldos, cinco familiares, dos coches y un millón facturado


Estas informaciones sobre la gestión de Florentino Pérez Raya al frente de la presidencia del Consejo General de Enfermería (CGE) se suman a las avanzadas por este periódico y que apuntan, según una denuncia ahora investigada por la Justicia, a que habría cobrado anualmente más de 440.000 euros por ostentar cinco puestos directivos tanto en el CGE como en los colegios enfermeros andaluces. 

Además, Pérez Raya tendría hasta a cinco familiares trabajando en el Consejo General de Enfermería o empresas de la propia corporación, lo que habrían supuesto un gasto al año en salarios como mínimo de 227.000 euros. 

La Justicia también investiga si Florentino Pérez Raya habría sacado más de un millón de euros, dos coches y un préstamo personal a través de presuntos incrementos en la facturación por coordinar cursos de formación en los ocho colegios de Enfermería andaluces. Unos cobros que habría hecho fundamentalmente a través de una empresa familiar de figuritas de escayola por una coordinación formativa que, según la denuncia, "ni Florentino Pérez Raya ni María del Carmen L.G. realizaron".


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.