19 de octubre de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 20:30
Política Sanitaria > Enfermería

"Enfermera y auxiliar no son términos equivalentes o intercambiables"

El CGE defiende que no se confunda a enfermeros y auxiliares puesto que no son lo mismo por formación ni competencias

Máximo González Jurado, presidente del CGE.
"Enfermera y auxiliar no son términos equivalentes o intercambiables"
Redacción
Viernes, 11 de agosto de 2017, a las 13:00
Enfermero y auxiliar de Enfermería no son términos equivalentes. Es la principal reivindicación que hace el Consejo General de Enfermería (CGE) a los medios de comunicación a raíz de la noticia de la detención de una auxiliar por la muerte de un paciente en Madrid. 

"Ante el terrible suceso de la detención de una auxiliar de enfermería por, presuntamente, acabar con la vida de una paciente, el Consejo General de Enfermería recuerda a los medios de comunicación que enfermería y auxiliar de enfermería no son ni la misma profesión, ni tienen las mismas competencias y funciones, ni en general son términos equivalentes e intercambiables como se ha podido leer en algunos titulares de prensa en las últimas 24 horas", señalan en un comunicado en la línea del emitido también por el Codem

Diferente formación

Según recuerdan, un enfermero es un profesional con estudios de Grado Universitario con pleno desarrollo académico a través del Máster, el Doctorado y las especialidades, mientras que un auxiliar de enfermería –"compañeros fundamentales en el funcionamiento del sistema sanitario y miembros del equipo en la atención al paciente"-  es un técnico en cuidados auxiliares que ha cursado un ciclo medio o superior de Formación Profesional. "Las funciones de unos y otros dentro del sistema sanitario son muy distintas y están bien definidas. Además, los enfermeros cuentan con un código deontológico al que ceñirse en práctica diaria bajo la supervisión de los Colegios Oficiales de Enfermería y el propio Consejo General", continúan. 

Desde el CGE aseguran que comprenden "perfectamente que la limitación de espacio en los titulares y redes sociales de los medios induzca a veces a simplificar u omitir palabras. No obstante, agradecemos que la mayor parte de los medios -en su compromiso porque la sociedad reciba la información más veraz y precisa posible-, se hayan referido a la protagonista del suceso como una “auxiliar de enfermería”, que es su verdadera categoría profesional, y no como “enfermera”, ya que esto puede ocasionar confusión y alarma social hacia nuestra profesión que en nada tiene que ver con el presunto homicidio ni la investigación en curso", sentencian.