Hasta 150 euros más de retención para jubilarse antes de los 60 en sanidad

El plus asciende al 22,59% para el empleador, según una propuesta de CCOO remitida al Ministerio de Trabajo

Ana Rosa Arribas.
Hasta 150 euros más de retención para jubilarse antes de los 60 en sanidad
sáb 07 marzo 2020. 20.10H
Los profesionales de la salud se exponen cada día durante el desarrollo de su actividad a todo tipo de agentes contaminantes y riesgos biológicos, ergonómicos y psicosociales, lo que puede derivar en cambios físicos, mentales y conductuales. Factores de riesgo por los cuales, en otras profesiones, se permite anticipar la edad de jubilación, tal y como solicita Comisiones Obreras de Castilla y León al Ministerio de Trabajo en un escrito al que ha tenido acceso Redacción Médica.

La propuesta, que se circunscribe al Servicio de Salud de Castilla y León (Sacyl), pero nace con vocación de extenderse al resto de territorios, pasaría por establecer "un coeficiente reductor del 0,5 por ciento" que se le aplicaría al trabajdor durante 17 años y medio. Esto supondría un incremento de la cotización del 4,5 por ciento respecto a la retención base para los trabajadores sanitarios y del 27,1 por ciento en el caso del empleador, según los datos facilitados por la responsable de Sanidad de CCOO en esta Comunidad, Ana Rosa Arribas. De este modo, el profesional cotizaría, en total, un 9,2 por ciento y la empresa -bien puede ser el sistema de salud público en el que desarrolla su actividad- el 46,19 por ciento.


La edad de jubilación nunca podría ser inferior a los 52 años


De esta forma, a modo de ejemplo, sobre una base máxima de 3.751,20 euros al mes (datos que se estimaban en el caso de los policias locales, que ya disfrutan de estos regímenes), el empleador abonaría mensualmente la cantidad de 1012,70 euros, mientras que al asalariado debería pagar 150 euros adicionales por cotización.

Desde la organización sindical también sugieren una opción de cortización más suave y aplicar un coeficiente del 0,2 por ciento durante siete años. Así, según sus cálculos, a la empresa le correspondería un plus del 8,84 por ciento y al trabajador del 1,76 por ciento, siendo la cotización final del 32,44 y del 6,46 por ciento, respectivamente.

En cualquier caso, no obstante, la edad de jubilación nunca podría ser inferior a los 52 años -sólo algunos colectivos cuyas profesiones son de alto riesgo, como el minero, disponen de este derecho- y se debe haber cotizado un mínimo de 35 años.


Factores de riesgo


Algunos de los factores de riesgo más importantes en el ámbito sanitario, según señala el sindicato, son el trabajo a ritmo elevado, los turnos, los roles diversos, la sobrecarga tecnológica o las condiciones físicas del puesto, los cuales general estrés laboral. A estos condicionantes hay que sumarle la exposición a agentes que aumentan el riesgo biológico en el ámbito laboral, como el contacto con la sangre, el instrumental cortopunzante, fluidos corporales contaminados por agentes biológicos o los propios ambientes contaminados.

También entra en juego la exposición a agentes contaminantes como los anestésicos, los citostáticos, los desinfectantes, los humos quirúrgicos, el mercurio o los xilenos, que aumentan las probabilidades de sufrir un accidente laboral.


Propuesta a nivel nacional


Por su parte, desde el sindicato UGT, también se le ha solicitado el Ministerio de Trabajo la apertura de un procedimiento general para el establecimiento de coeficientes reductores para rebajar la edad de jubilación al personal estatutario de los servicios de salud españoles. Esta solicitud, no obstante, no viene acompañada de una propuesta específica.

Desde esta organización sindical también se alegan los mismos motivos de peligrosidad en el ámbito profesional para justificar una petición para incluir coeficientes reductores en la sanidad, y tal y como ya lo disfrutan otras profesiones.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.