El departamento de Yolanda Díaz se abre ahora a que la tasa pueda variar en función del sector

El límite a la temporalidad en sanidad, 'herido de muerte' antes de nacer
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo.


04 nov 2021. 10.20H
SE LEE EN 3 minutos
El plan del Gobierno para que las empresas no puedan tener más de un 15 por ciento de empleados en situación de temporalidad, algo que afectaría también a las vinculadas del sector de la sanidad, comienza a tambalearse. De hecho, en la reunión que mantuvo este miércoles con la mesa de diálogo social, el Ejecutivo abrió la puerta que ese límite, que constituía una de sus principales medidas del Ministerio de Trabajo para minimizar la interinidad, sea flexible y variable en función del sector.

El área de Yolanda Díaz da de esta forma un paso atrás en su propuesta, tal y como ha avanzado este miércoles El País, y estima las reclamaciones de una patronal que rechaza tanto la idea de fijar un porcentaje máximo a la temporalidad de las compañías como la de derogar la prevalencia del convenio de empresa.

El de la sanidad es, precisamente, uno de los más perjudicados por esta situación: casi la mitad de los nuevos contratos son interinos, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). No obstante, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) defiende que este tipo de planes supondrán una "barrera" para el empleo. 

En este sentido, Carlos Rus, presidente de la comisión de Sanidad de la CEOE y de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), indica a Redacción Médica que ese límite a la temporalidad supone una “limitación más al sector empresarial”. “La sanidad privada, como el turismo, está ubicada en comunidades autónomas donde hay un pico de demandas. Por lo tanto, hay épocas determinadas es necesario más personal, como en la estival”, apunta.

Límite de temporalidad, ¿viable en sanidad?


Rus añade que el criterio de temporalidad “no puede responder a un porcentaje que no se adecué a las circunstancias de la empresa”, sino servir a aquellas compañías que utilizan contratos temporales cuando “verdaderamente se necesitan plantillas estables”. “Es una buena forma si afecta a las que tienen un volumen alto de contratos temporales sin necesitarlo, pero no para aquellos que responden a una necesidad por una punta de demanda. Limitar eso va a provocar un peor servicio”, concluye.

Lo cierto es que el propio Ejecutivo había mostrado señales en las últimas horas sobre este cambio de rumbo en la negociación. El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, incidió la mañana de este miércoles en la disposición del Ejecutivo para que ese límite de temporalidad variase o fuese “menos discriminado”.

También Yolanda Díaz asumió las dificultades “técnicas” de abolir algunos conceptos de la reforma laboral que, dijo, fue “extremadamente agresiva” “Este Gobierno va a actuar en lo más urgente y necesario, que es la modernización del mercado de trabajo a través de la negociación colectiva, la temporalidad, la formación, los nuevos ERTE y las políticas activas de empleo”, afirmó en La Sexta.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.