El Hospital 12 de Octubre dirige la investigación y usará una combinación de terapias frente a la micosis fungoide

El dermatólogo Pablo Ortiz dirige un ensayo clínico contra la micosis fungoide.
Pablo Ortiz, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital 12 de Octubre.


08 mar 2023. 12.50H
SE LEE EN 3 minutos
Actualmente España apenas cuenta con ensayos clínicos para abordar el linfoma cutáneo, una enfermedad muy poco frecuente y que aún no cuenta con una cura definitiva. El Hospital 12 de Octubre de Madrid busca romper esta dinámica y para ello lidera un ensayo clínico internacional contra la micosis fungoide. El principal responsable de la investigación es Pablo Ortiz, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital 12 de Octubre, que apuesta por combinar la radioterapia con un fármaco para combatir a este tipo de linfoma.

El ensayo clínico de fase dos, de origen académico, ha sido promovido por la Organización Europea de Investigación y Tratamiento del Cáncer (Eortc, por sus siglas en inglés) y Ortiz dirigirá la sala de máquinas de toda la investigación desde el 12 de Octubre. “A nivel mundial hay tres centros activados, aunque se llegarán a incorporar hasta un total de 15. Se calcula que participarán 39 pacientes y en dos años y medios se tendrán los resultados”, confirma a Redacción Médica el dermatólogo.

La combinación de terapias usada para abordar la micosis fungoide ha sido bautizada por Ortiz como un ‘baño de electrones’: “Se usará el fármaco mogamulizumab junto con radioterapia cutánea total para irradiar completamente la piel. Las células T de la micosis además de estar en la piel pueden moverse por la sangre. El fármaco va especialmente bien y mata las células que están en la sangre, pero no tiene tanto efecto en la piel. En cambio, la radioterapia es eficaz en la piel, pero no tiene potencial en la sangre”.


"La combinación de ambos tratamientos permite que el paciente pueda responder mejor y mejorar su calidad de vida"



Ortiz confirma que con esta doble terapia se elude que las células puedan esconderse para evitar ser erradicadas: “Cuando se usa un tratamiento sobre la piel, los órganos internos y la sangre se convierten en santuario a la hora de esconderse, y después regresan a la piel. En cambio, un tratamiento solo para la sangre genera el mismo efecto, el santuario es la piel. La combinación de ambos tratamientos permite que el paciente pueda responder mejor y mejorar su calidad de vida”.

Trasplantes de heces, el predictor para el tratamiento


Uno de los bloques que forma parte de la investigación consiste en la combinación de investigación básica junti con la traslacional para entender mejor a la micosis fungoide. Tal y como explica el dermatólogo, “se baraja la hipótesis de que el microbioma intestinal puede predecir la respuesta al tratamiento. Debido a ello, se tomarán muestras de heces de los pacientes. Si esta teoría se acaba confirmando, el siguiente paso será realizar ensayos clínicos con trasplantes de heces”.


"Se baraja la hipótesis de que el microbioma intestinal puede predecir la respuesta al tratamiento"



Pese a que España no se encuentra en la cresta de la ola en relación a la investigación contra el linfoma cutáneo, el 12 de Octubre busca romper el ‘statu quo’ a nivel nacional frente a una enfermedad con muy poca prevalencia. El cerebro de la operación, Ortiz, desea que con este ensayo España empiece a visualizar más el linfoma cutáneo y acelerar la creación de CSUR.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.