El subtipo de la afección de la piel empeora hasta la mediana edad

La evolución de la dermatitis atópica "es modificable"


14 sep 2021. 14.00H
SE LEE EN 3 minutos
Para algunos pacientes con dermatitis atópica, la actividad de la enfermedad puede aumentar hasta la edad adulta media, y este subtipo puede estar relacionado con una peor salud física y mental, lo que da motivos para observar a los pacientes más allá de la etapa pediátrica, según un estudio de cohorte de más de 30.000 pacientes que concluyó que la trayectoria de este problema "es modificable".

Los factores ambientales de la vida temprana, como la exposición al humo del tabaco, no fueron predictores confiables del aumento de la dermatitis atópica en la edad adulta media, lo que sugiere que el entorno contemporáneo de un paciente puede afectar el curso de la enfermedad a lo largo de la vida, informó la autora principal Katrina Abuabara, profesora asociada de Dermatología en la Universidad de California, San Francisco, y su equipo.

"Hay una falta de estudios que examinen prospectivamente el curso del eccema atópico más allá de la adolescencia / adultez temprana, y se necesita una comprensión más completa de la actividad de la enfermedad a lo largo de la vida", escribieron los investigadores en JAMA Dermatology.

"Los datos sobre el curso de la enfermedad a largo plazo pueden ofrecer información sobre los mecanismos para el inicio y la persistencia de la enfermedad, son importantes para asesorar a los pacientes y establecerían trayectorias de referencia para estudios futuros sobre si los nuevos tratamientos pueden modificar el curso de la enfermedad y el desarrollo de comorbilidades".


El estudio incluyó a más de 30.000 participantes


El presente estudio incluyó a 30.905 pacientes de dos cohortes de nacimiento basadas en la población: el Estudio Nacional de Desarrollo Infantil de 1958 (NCDS) y el Estudio de Cohorte Británico de 1970 (BCS70). Los datos de seguimiento se recopilaron entre 1958 y 2016 a través de nueve oleadas de cuestionarios estandarizados, y se identificaron subtipos de patrones con esta "según la prevalencia del período de eccema atópico informado por los padres o por ellos mismos".

Esta medida "se demostró previamente que coincidía con exámenes clínicos estandarizados entre niños en el NCDS, y un cuestionario similar demostró una alta sensibilidad y especificidad para la dermatitis atópica diagnosticadoa por un médico en las poblaciones estadounidenses", anotaron los investigadores.

El análisis identificó cuatro subtipos de la enfermedad según la probabilidad de informar de la prevalencia de dermatitis atópica en la mediana edad: baja (88-91 por ciento), decreciente (cuatro por ciento), creciente (2-6 por ciento) y persistentemente alta (2 -3 por ciento).

El sexo femenino influyó


A continuación, los investigadores buscaron asociaciones entre estos subtipos y factores de riesgo establecidos en la vida temprana, como antecedentes de lactancia materna y exposición al humo en la niñez. Ninguno de los factores ambientales de la niñez diferenciaba entre enfermedad alta o decreciente en la edad adulta, o enfermedad creciente o decreciente en la edad adulta. En contraste, el sexo femenino predijo el subtipo adulto alto versus decreciente, y el subtipo adulto creciente versus decreciente. 

Estos hallazgos sugieren que "la trayectoria de la enfermedad es modificable y puede estar influenciada por factores ambientales a lo largo de la vida", escribieron los investigadores.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.