La NAMS sugiere el tratamiento diario de minoxidil tópico al 5 por ciento para este grupo de pacientes

La alopecia afecta a un 67% de mujeres tras la menopausia
Paciente con alopecia.


27 sep 2021. 18.00H
SE LEE EN 3 minutos
POR CRISTIAN GALLEGOS
Una presentación en la Reunión Anual de la Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS, por sus siglas en inglés), resalta que la pérdida de cabello, o alopecia, en las mujeres de mediana edad es común y afecta hasta a dos tercios (67 por ciento) después de la menopausia. Si bien las razones exactas siguen sin estar claras, las pruebas sugieren una predisposición hormonal y genética.

Hay muchos tipos diferentes de pérdida de cabello que se producen con la edad. En algunos (no cicatrizantes), el folículo piloso se conserva y el cabello tiene la posibilidad de volver a crecer. Otras (cicatriciales) se caracterizan por la destrucción irreversible de los folículos pilosos que no permiten la reposición del cabello.

En la actualidad, el término más utilizado en las mujeres es el de pérdida de cabello de patrón femenino (también conocido como alopecia androgenética). Aunque es similar a lo que ocurre en los hombres, los patrones de pérdida de cabello en las mujeres suelen ser diferentes.

En la caída del cabello de patrón femenino, la fase de crecimiento del cabello se acorta y hay menos cabellos en fase de crecimiento activo. Los folículos pilosos se encogen, lo que hace que el cabello se vuelva más fino y que disminuya el número de cabellos en general.


Adelgazamiento capilar


Las mujeres suelen informar de un adelgazamiento progresivo de la cola de caballo, de una mayor visibilidad del cuero cabelludo y de la facilidad con la que se quema el sol. Suele haber una conservación de la línea capilar frontal con un adelgazamiento central difuso y una acentuación de la línea parcial con aspecto de árbol de Navidad.


Tratamiento capilar 


El tratamiento incluye la aplicación diaria de minoxidil tópico al 5 por ciento y puede llevar al menos tres meses antes de obtener resultados notables. La finasterida es un inhibidor de la 5-reductasa que está aprobado por la Administración de Fármacos y Alimentos de EE.UU. (FDA, en inglés) para la caída del cabello en los hombres.

Como indicación no autorizada, puede ser eficaz en las mujeres, aunque pueden ser necesarias dosis más altas, señalan los autores. Otros tratamientos son la drospirenona que contiene ACO y la espironolactona. Entre las nuevas terapias que están surgiendo figuran las inyecciones de plasma rico en plaquetas.

"Dado que algunas afecciones médicas pueden provocar la pérdida permanente del cabello y ser signos de enfermedades más graves o de enfermedades dermatológicas, es importante el diagnóstico precoz. En algunos casos, puede ser necesario realizar biopsias para obtener un diagnóstico preciso", afirma Alison Bruce, de la Clínica Mayo.

"La pérdida y el adelgazamiento del cabello es una preocupación de muchas mujeres de mediana edad. Las presentaciones que abordan este importante tema son especialmente valiosas y oportunas para que los profesionales de la salud estén preparados para tratar el tema con sus pacientes", añade Faubion, director médico de la NAMS.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.