25 de septiembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 11:40
Especialidades > Dermatología

España está "a la cabeza de la teledermatología" europea

La AEDV ha presentado novedades en enfermedades de la piel como la psoriasis, la urticaria y las toxicodermias

Pedro Jaén, presidente de la Asociación Española de Dermatología y Venereología.
España está "a la cabeza de la teledermatología" europea
Redacción
Lunes, 27 de febrero de 2017, a las 12:30
El vicepresidente y responsable del Área Científica de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV), Vicente García Patos, ha destacado los avances registrados en teledermatología “campo en el que los especialistas españoles están a la cabeza“. Además, ha hecho hincapié en resaltar las nuevas formas de comunicación, como las redes sociales, que hoy en día pueden incluso influir en la transmisión de enfermedades favoreciendo los contactos interpersonales.

Estas novedades se han presentado en la segunda edición de Dermaconnect, un encuentro científico centrado en diferentes áreas de la dermatología organizado por la AEDV y patrocinado por Novartis. García-Patos ha explicado que este evento pretende “ofrecer una actualización sobre los avances en la fisiopatología, diagnóstico y tratamiento que surgen cada año en cinco campos seleccionados de la dermatología”. 

El propio especialista ha asegurado que “es imprescindible tener acceso a la información relevante, rigurosa y bien seleccionada para ofrecer a cada paciente el diagnóstico exacto de su dolencia y el tratamiento más eficaz en cada momento”. Por ejemplo, siempre hay que estar alerta de aspectos epidemiológicos de patologías que surgen como consecuencia de los movimientos migratorios y del cambio climático, apareciendo nuevas enfermedades en nuestro país como el Dengue, el Zika o el Chikungunya.

Las nuevas tecnologías influyen en las ETS

Teresa Puerta ha expuesto que la enorme accesibilidad de los usuarios a aplicaciones informáticas específicas que facilitan los contactos sexuales u ofrecen información médica sobre las enfermedades de transmisión sexual (ETS) puede ser un arma de doble filo: origen de informaciones erróneas y peligrosas, o herramienta de educación sanitaria y prevención. Por todo ello, el conocimiento por parte de los dermatólogos acerca de las posibilidades y riesgos del uso de las Apps existentes y futuras es, sin duda, una herramienta necesaria para comprender y manejar correctamente el problema de las ETS en los próximos años, ha incidido el Dr. Pedro Herranz.

Herranz ha añadido que  “cada día, en todo el mundo, alrededor de un millón de personas contrae una ETS. Más de 530 millones son portadoras del virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2) y más de 290 millones de mujeres están infectadas por el virus del papiloma humnao (VPH). Asimismo, explica que la infección del VPH provoca 530.000 casos de cáncer de cérvix y 275.000 defunciones anualmente en todo el mundo”. En este sentido, en los últimos años se observa en España, al igual que en otros países desarrollados, un alarmante incremento de la incidencia de ETS, que afecta especialmente a hombres que tienen sexo con hombres (HSH). La hepatitis C y el linfogranuloma venéreo (LGV) son ETS emergentes en HSH infectados por el VIH.

En conclusión, Puerta destaca que “la salud internacional debe ser abordada desde las instituciones sanitarias y desde todas las disciplinas médicas, entre ellas la Dermatología. Por ello, también afirma que “se debe Incentivar la investigación y cooperación para desarrollar estrategias de prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades dermatológicas y conseguir una respuesta a nivel global”.

Novedades en urticaria, toxicodermias y psoriasis

Juan Francisco Silvestre, miembro de la AEDV y coordinador del Grupo Español de Investigación en Dermatitis de Contacto y Alergia Cutánea (Geidac) ha explicado que “en los últimos años se ha avanzado mucho en el manejo terapéutico de la urticaria. Y es que se han establecido nuevas estrategias terapéuticas con los fármacos que ya disponíamos y han aparecido nuevos tratamientos que permiten controlar de forma más adecuada esta enfermedad”. De hecho, en diciembre de 2016 tuvo lugar en Berlín la última actualización de las guías internacionales para el manejo de estos pacientes.

En lo que se refiere a las toxicodermias, Vicente García-Patos ha señalado que “el dermatólogo es clave para la identificación y manejo de las toxicodermias. También se ha discutido cuándo y cómo realizar pruebas epicutáneas para identificar el fármaco responsable. El Dr. Onofre Sanmartín ha tratado el tema del creciente número de patrones de toxicodermias relacionadas con el uso de nuevos medicamentos, sobre todo en el campo de la oncología.

José Manuel Carrascosa, asegura que “en la depresión, la ansiedad e incluso en la ideación suicida subyace un estado inflamatorio que, al igual que en la psoriasis y otras comorbilidades, contribuye al desarrollo de los signos y síntomas clínicos y a su cronicidad”. Asimismo explica que “las comorbilidades psiquiátricas favorecen la psoriasis y viceversa, al compartir vías inflamatorias y un idioma integrado por células inflamatorias y citoquinas comunes que potencia ambas y dificulta su manejo terapéutico”. Afirma que el tratamiento con terapia biológica permite un buen control de la enfermedad y de las comorbilidades asociadas a la psoriasis.

El Dr. Mehta Nehal cardiólogo e investigador del NIH de Estados Unidos participó en estas jornadas en las que presentó sus investigaciones en la medición del riesgo cardiovascular y la psoriasis observados bajo un biomarcador: el 18-Fluorodeoxyglucose (FDG) PET/CT.  Así, concluyó que la arterosclerosis y la psoriasis comparten una misma vía inflamatoria y que la psoriasis es el pico del iceberg del impacto inflamatorio crónico.

El Dr. Carretero, coordinador del área, destacó que este encuentro ayudará a ver a la patología como una enfermedad más allá de la piel, afirmando que es de gran importancia poder abordar la psoriasis y los pacientes que la padecen de manera multidisciplinar, conociendo sus riegos y comorbilidades para mejorar la atención del paciente y su calidad de vida.

El diagnóstico por imagen avanza con la tecnología

Guillermo Romero, como coordinador del bloque de Innovaciones Tecnológicas, ha explicado que la imagen siempre ha sido clave en dermatología, pero en la era digital se está haciendo aún más imprescindible. Y es que la historia clínica electrónica, las Apps, y las nuevas técnicas de imagen incluyendo la teledermatología (TD), la ecografía, la dermatoscopia o confocal, han irrumpido con fuerza y son claves para el desarrollo de una dermatología de vanguardia en el s. XXI. Y es que “España es uno de los países a la vanguardia de la TD en Europa. Son ya más de 70 centros con TD en nuestro país y que han aportado su conocimiento adquirido al Gedei”, han asegurado.

Por su parte, la Dra. Susana Puig ha especificado que “la dermatoscopia es una técnica ampliamente utilizada por los dermatólogos españoles, mejorando no solo el diagnóstico sino también el abordaje terapéutico de los pacientes con cáncer cutáneo”. Además, ha explicado que recientemente se han creado nuevos algoritmos para identificar distintos subtipos de carcinoma basocelular o mejorar la precisión diagnóstica del melanoma acral. También, se han identificado algunas variantes genéticas asociadas al riesgo de melanomas de rápido crecimiento, por lo que la identificación de estos pacientes debería permitir un diagnóstico precoz del subtipo de melanoma más agresivo. Así, el seguimiento con imagen digital, con mapas corporales totales y dermatoscopia digital, no solo es útil en el diagnóstico precoz del melanoma, sino que además tiene un coste eficiente pudiendo cumplimentarse con la microscopía confocal en vivo que aumenta la precisión diagnóstica en las lesiones melanocíticas dudosas.

Por último, se ha destacado la aplicación de la inteligencia artificial utilizando "deep neuronal networks" al diagnóstico de las lesiones cutáneas consiguiendo una precisión similar o incluso superior a la de dermatólogos expertos, abriendo nuevas puertas al diagnóstico automatizado y, por qué no, al diagnóstico a través de los dispositivos móviles.