25 de junio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:00
Especialidades > Dermatología

El diagnóstico tardío del melanoma puede tener una mortalidad de un 60%

El dermatólogo José Luis Martínez-Amo advierte de que los lunares "pueden llevar a la tumba"

Uno de cada cuatro españoles tendrá un cáncer de piel.
El diagnóstico tardío del melanoma puede tener una mortalidad de un 60%
Redacción
Martes, 12 de junio de 2018, a las 15:40
El dermatólogo José Luis Martínez-Amo, uno de los dos coordinadores en Andalucía de la campaña europea Euromelanoma, ha advertido de que no solo hay que protegerse del sol y tener unos cuidados mínimos, sino vigilar también los "lunares que cambian, porque pueden llevar a la tumba". Así lo ha afirmado, en una entrevista con Efe, con motivo de la campaña Euromelanoma, que este año se celebra del 11 al 15 de junio bajo el lema España tiene un problema con el cáncer de piel, y en cuyo desarrollo se insistirá en la importancia de la autoexploración y en la existencia de melanomas en lugares raros o menos frecuentes.

"Si el diagnóstico es temprano, cerca del 99 por ciento puede tener una supervivencia igual que quien no lo tiene, pero si el diagnóstico es tardío puede tener una mortalidad de un 60 por ciento, con lo cual el cambio de pronóstico de haberlo hecho pronto a haberlo hecho tarde es muy grande", ha explicado.

Martínez-Amo señala que los dermatólogos ofrecen durante estos días sus consultas, "tanto en hospital como a nivel privado", de una forma gratuita para hacer revisiones de lunares.

En el 2017, 260 profesionales de España que participaron en esta iniciativa.Además, hubo 34 países en Europa que colaboraron y se dieron más de 3.000 citas. El pronóstico es que este año se superen estas cifras. Solo en España participan 44 provincias y cien ciudades.

Necesidad de explorarse

En las campañas se detectan algunos cánceres de piel, algunos melanomas y otras lesiones que no son cáncer de piel pero que hay que tratar. Sin embargo, lo más importante es concienciar a la población. Por ello, el dermatólogo incide en la necesidad de explorarse y asegura que, aunque se ha "mejorado mucho", la población en general no adopta las precauciones adecuadas, excepto en el caso de los niños, ya que "aunque las medidas de protección pueden ser mejorables, en ese sentido sí hay conciencia", al igual que en el caso de los ancianos.

Para Martínez-Amo, el problema comienza en la adolescencia, por lo que los profesionales de este campo aspiran a introducir esta materia dentro del Plan de Educación General de España, y ya se ha puesto en marcha algún proyecto piloto en el que él mismo ha participado. "En la franja de juventud y hasta los 50 años, hay de todo, se ha mejorado pero no se hace bien", insiste.

En caso de no adoptar las medidas adecuadas, pueden producirse problemas inmediatos como quemaduras y ampollas, que se curan, pero "la piel tiene memoria y esa agresión no la olvida y todas esas agresiones son las que van acumulando daño en la piel para, a los 20 o 30 años de cuando se produjeron, dar los problemas".

"Uno de cada cuatro españoles tendrá un cáncer de piel, que es una barbaridad, y ahora los cánceres de piel se produjeron por el sol que dio en los 90", añade.

Martínez-Amo realiza una última advertencia: "Ojo a los sitios donde hacen tatuajes temporales" ya que muchas veces lo que se vende como 'henna' natural contiene Para-fenilendiamina (PPD) que puede producir reacciones adversas y una sensibilización que, por ejemplo, impediría usar un tinte para el pelo.