Dermatología: el lavado de manos, mejor con agua y jabón que con hidrogeles

La AEDV establece unas recomendaciones para evitar problemas en la piel de niños y adolescentes

Dermatología: el lavado de manos, mejor con agua y jabón que con hidrogeles
mar 06 octubre 2020. 14.30H
La pandemia generada por el Covid-19 ha dado lugar al establecimiento de medidas preventivas para reducir el riesgo de infección por el SARS-CoV-2: la distancia social, el uso de mascarillas y el lavado de manos con agua y jabón o uso de hidrogeles. Sin embargo, bien por abuso de estos geles hidroalcohólicos o por una propensión genética a ciertos problemas dermatológicos, se están diagnosticando cada vez más casos de dermatitis en niños y alteraciones como el acné en adolescentes. 

- DIRECTO | Acceda aquí a la evolución del coronavirus Covid-19 -
 
Por este motivo, el Grupo de Dermatología Pediátrica de la AEDV ofrece una serie de recomendaciones para prevenir y minimizar los problemas cutáneos vinculados bien al uso de la mascarilla o al abuso de los hidrogeles.
 
“Lo primero que queremos dejar claro es que las medidas preventivas frente al Covid-19 son necesarias, tal y como se ha demostrado a lo largo de estos meses. No queremos que padres, profesores o jóvenes dejen de recurrir a estas medidas frente al virus ya que son las únicas con las que contamos actualmente para evitar el contagio. Sin embargo, lo que estamos detectando en la consulta es que cada vez más padres preguntan por acné, dermatitis u otras alteraciones cutáneas que están sufriendo sus hijos”, explica Raúl de Lucas, coordinador de este grupo de trabajo de la AEDV.

La aplicación repetida de geles hidroalcohólicos que, como su propio nombre indica, tienen una base alcohólica reseca la piel. Si no se usa crema hidratante diariamente, con el tiempo, puede aparecer un eccema sobre todo en pieles más sensibles. Además, se recomienda elegir hidrogeles sin perfumes, para minimizar el riesgo de reacciones de fotosensibilidad que se pueden dar más fácilmente con la presencia de algunos aromas y esencias.
 
Sin embargo, el principal consejo es optar, siempre que se pueda, por realizar un lavado de las manos con agua y jabón.
 

La humedad de las mascarillas

 
En cuanto a la aparición de acné por uso de mascarilla, De Lucas señala que es mucho más frecuente entre aquellos jóvenes que ya presentan este problema. “Lo que vemos en la clínica es un agravamiento de un problema de acné debido al aumento de la humedad vinculado al vapor de agua que se genera por la exhalación de aire durante horas”. Ese exceso de humedad favorece un ambiente muy propicio para los gérmenes que producen inflamación de las glándulas sebáceas y oclusión de los poros.
 
El empleo prolongado de mascarillas también puede derivar en el empeoramiento de otros problemas dermatológicos como son la rosácea, la urticaria por presión, la dermatitis de contacto o por fricción.
 
Para que este tipo de problemas no vaya a más, los dermatólogos aconsejan evitar el uso de maquillaje, ya que genera más oclusión de los poros, lavar la cara con agua templada y usar limpiadores suaves no jabonosos y sin fragancias.
 
 
 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.