Los consumidores muestran una alta aceptación de un nuevo producto que apenas está siendo recomendado por Dermatología

Auge del cannabis medicinal para tratar afecciones dermatológicas


12 ene 2022. 17.30H
SE LEE EN 3 minutos
La continua y generalizada legalización de los productos de cannabis medicinal (MCP) está propiciando un incremento del uso de productos derivados del cannabis que contienen tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol (CBD) para el tratamiento de afecciones dermatológicas. Un incremento en el que los dermatólogos tienen mucho que decir, pero en el cual, según apuntan investigadores de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad George Washington, no están formando parte de las decisiones de uso por parte de los consumidores. 

En el estudio, publicado en la revista Journal of Drugs in Dermatology (JDD) y revisado por pares, los investigadores aseguran que los consumidores "están interesados y están utilizando MCP para indicaciones dermatológicas, más comúnmente para trastornos inflamatorios de la piel". Sin embargo, aseguran que su uso no está prescripto por profesionales y, por ello, recomiendan que los dermatólogos empiecen a recibir formación sobre ellos.

“El campo de la Dermatología no es una excepción con respecto a la investigación en curso sobre el cannabis medicinal y sus implicaciones en el tratamiento de enfermedades cutáneas inflamatorias y neoplásicas. Por ejemplo, los cannabinoides médicos han sido aprobados en varios estados para el tratamiento de varias afecciones dermatológicas, como el lupus cutáneo, el síndrome de la uña y la rótula, la neurofibromatosis y la psoriasis”, resaltan los investigadores.

“Este estudio destaca y proporciona evidencia del apoyo del consumidor a productos para el cuidado de la piel . Están abiertos e interesados en los MCP”, asegura Adam Friedman, profesor y presidente del Departamento de Dermatología de la GW. El dermatólogo tiene claro que los consumidores y los pacientes ya están usando MCP para tratar afecciones inflamatorias de la piel, como el acné, la rosácea, la dermatitis atópica y la psoriasis, incluso sin la guía de un dermatólogo.

¿Comprar un producto de cannabis sin visitar al dermatólogo?


Estos comportamientos se detectaron a través de una encuesta realizada a más de 500 pacientes adultos sobre sus creencias y hábitos relacionados con las MCP. Los resultados mostraron que el 17,6 por ciento de los pacientes usaron un producto de cannabis de venta libre (OTC) para tratar afecciones de la piel como el acné y la psoriasis, sin la recomendación de un dermatólogo.

De los dos tercios de los encuestados que sí habían visto a un dermatólogo anteriormente, alrededor del 20 por ciento les había recomendado un producto de venta libre, principalmente para la rosácea y la psoriasis. Y tan solo el 8 por ciento de estos pacientes llegó a usar un MCP que requería una tarjeta aprobada por el Departamento de Salud y esto fue principalmente acné y psoriasis.

Además, el 88,8 por ciento de todos los encuestados apoyó el uso de cannabis medicinal para enfermedades dermatológicas. La mayoría de los encuestados también informaron que estarían dispuestos a probar un MCP si se lo recomendara un dermatólogo

“Si bien la aceptación fue alta, se informaron barreras claras que limitaban el uso y la aceptación, como el escepticismo de los pacientes y la falta de comprensión. Esto refleja los datos que nuestro grupo publicó con respecto a la perspectiva y el fondo de conocimiento del profesional de la salud en Dermatología, lo que subraya la necesidad de más investigación y educación tanto para los dermatólogos como para el público. El futuro debería ser brillante para los MCP; solo necesitamos mostrar y difundir la ciencia”, reivindica Friedman.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.