16 de diciembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:10
Especialidades > Dermatología

4 de cada 10 personas creen que solo deben protegerse del sol en vacaciones

Los factores de riesgo individual del cáncer de piel son poco conocidos

Solo la mitad de la gente acudió al dermatólogo para que le observaran un lunar.
4 de cada 10 personas creen que solo deben protegerse del sol en vacaciones
Redacción
Jueves, 05 de enero de 2017, a las 17:40
El 88 por ciento de las personas es consciente del riesgo de desarrollar cáncer de piel si se expone al sol sin protección. Sin embargo, cuatro de cada diez personas no ve necesario protegerse del Astro Rey fuera del periodo vacacional, y solo la mitad ha acudido al dermatólogo por un lunar.

Así lo pone de manifiesto una macro-encuesta mundial realizada por La Roche-Posay y el departamento de Dermatología de la Universidad de Washington. Se hicieron cerca de 20.000 encuestas on-line a participantes de 23 países de todo el mundo, y los resultados muestran una gran inequidad geográfica en los hábitos de prevención del cáncer de piel.

Crema protectora y gafas de sol son las medidas de prevención más frecuentes. A mayor nivel educativo, mayor consciencia de la necesidad de protección. En cuanto al género, las mujeres muestran una mayor preocupación y conocimiento sobre la cuestión.

Australia, Irlanda, Brasil y Grecia, los más informados

Geográficamente, el sur y oeste de Europa es el más predispuesto usar protector solar, mientras que en Latinoamérica prefieren simplemente evitar la exposición al sol. Australia, Irlanda, Brasil y Grecia son los países más informados, mientras que México, Rusia e Italia se encuentran en el polo opuesto.

Un dato preocupante: si bien hay conciencia de los riesgos de la exposición al sol, las características individuales como el tipo de piel y el tamaño de los lunares no son los suficientemente conocidas.

“Esta es una llamada de atención global”, ha explicado Adam Friedman, autor del estudio y profesor asociado en la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad George Washington. Queda mucho por hacer en la información para la prevención.