20 de agosto de 2017 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Especialidades > Dermatología

"Las terapias oncológicas han traído un problema: las lesiones en la piel"

Cristina Grávalos, coordinadora del Grupo de Trabajo SEOM-AEDV y oncóloga médica del Hospital 12 de Octubre de Madrid

Cristina Grávalos, coordinadora del Grupo de Trabajo SEOM-AEDV y oncóloga médica del Hospital 12 de Octubre de Madrid.
"Las terapias oncológicas han traído un problema: las lesiones en la piel"
Marcos Domínguez
Viernes, 24 de marzo de 2017, a las 09:20
La Sociedad Española de Oncología Médica y la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) han formado un grupo de intercambio de conocimientos que analiza en esta entrevista su coordinadora, la oncóloga Cristina Grávalos.

¿A qué acuerdo han llegado oncólogos y dermatólogos?
 
La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) han creado, en enero 2017, un grupo de trabajo para establecer una colaboración entre las dos entidades.
 
El grupo de trabajo está compuesto por seis miembros: tres de cada Sociedad. Existe un coordinador de la SEOM y otro de la AEDV. Asimismo, se colaborará con otros expertos de ambas Sociedades para proyectos concretos.
 
¿Hay una duración determinada de la colaboración?

La duración de la colaboración no está determinada a priori. Es deseable que se mantenga a lo largo del tiempo para que sea muy fructífera.
 
¿Cuánta literatura hay sobre el tema (toxicidades dermatológicas en fármacos oncológicos?

La relevancia de la toxicidad dermatológica de los fármacos antitumorales se ha puesto de manifiesto principalmente con las nuevas terapias, dirigidas contra dianas moleculares. Por lo tanto, es relativamente reciente y son recomendables documentos de consenso que recojan las pautas más adecuadas para el manejo de estos efectos secundarios en los pacientes oncológicos.
 
¿Cómo han evolucionado los fármacos oncológicos en cuanto a su toxicidad dermatológica?
 
Los agentes de quimioterapia clásicos, como las antraciclinas liposomiales o las fluoropirimidinas, producen una toxicidad en palmas y plantas, principalmente. También pueden causar hiperpigmentación y sequedad cutánea.
 
En los últimos años, se han desarrollado nuevos fármacos antitumorales como los anticuerpos monoclonales y los inhibidores tirosinaquinasa. Algunos anticuerpos monoclonales, los dirigidos al receptor del factor de crecimiento epidérmico, causan diversos tipos de toxicidad cutánea: dermatitis acneiforme, xerosis, paroniquias, telangiectasias, rash, prurito, etc. También los inhibidores tirosina quinasa pueden desencadenar la aparición de erupciones cutáneas (rash principalmente) y, en ocasiones, reacciones palmo-plantares.
 
¿Son los nuevos medicamentos menos tóxicos que los clásicos?

Depende del tipo de fármaco y de su mecanismo de acción.
 
¿Qué hay de su forma de administración?

De los nuevos fármacos, los anticuerpos monoclonales se administran por vía intravenosa y los inhibidores tirosinaquinasa por vía oral.
 
¿Qué investigaciones hay ya en marcha sobre el tema?

Las investigaciones van dirigidas a la prevención o la reducción de la intensidad de los síntomas y la toxicidad. Al ser la Oncología un área de gran desarrollo de nuevos fármacos, la investigación de los efectos sobre la piel se está incrementando también.