18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 20:50
Especialidades > Dermatología

"El 30% de las derivaciones de AP a Dermatología se puede evitar"

Sergio Vañó, dermatólogo del Ramón y Cajal, organiza un curso para formar a los médicos de familia en la especialidad

El dermatólogo del Hospital Ramón y Cajal, Sergio Vañó.
"El 30% de las derivaciones de AP a Dermatología se puede evitar"
Víctor Goded
Martes, 26 de septiembre de 2017, a las 09:00
"Hay muchas enfermedades dermatológicas que se pueden diagnosticar por la imagen. Hemos hecho un estudio de teledermatología con smartphones, en la que los médicos de AP nos enviaban fotografías con una aplicación que diseñamos, y comprobamos que un 30 por ciento de las derivaciones podían evitarse con este sistema, porque les aconsejábamos el tratamiento a seguir", cuenta a Redacción Médica el dermatólogo del Hospital Ramón y Cajal, Sergio Vañó.

"Actualmente, en algunas derivaciones te das cuenta de que si el médico de cabecera ha tenido una formación, puede recetarles directamente el tratamiento o incluso derivarles pero prescribiendo una terapia para que, cuando acuda al especialista, haya adelantado camino", asegura.

Sergio Vañó, junto con su compañero Pedro Jaén, presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), ha organizado el I Curso Práctico de Dermatología para médicos de Atención Primaria, que tendrá lugar este miércoles en el centro hospitalario donde trabajan: "Queremos impartir una formación muy práctica a los médicos de cabecera en Dermatología, porque se trata de una especialidad con unas patologías que ven de forma muy frecuente en consulta".

En ese sentido, reconoce que "el gran objetivo es darles información práctica y logística de cuándo derivar a pacientes al dermatólogo, ofrecerles unos algoritmos de tratamiento y de diagnóstico muy claros. Los participantes no se van a encontrar la típica formación en la que se detalle la enfermedad, las causas, etc. Está orientado a que el profesional de AP pueda optimizar y mejorar su práctica clínica con los pacientes con patologías cutáneas".

Además, "nos hemos esforzado que el propio médico de cabecera salga con un material escrito donde estén resumidas todas esas herramientas diagnósticas y terapéuticas, así como los consejos de cómo manejar a los pacientes para que lo puedan empezar a aplicar a partir del día siguiente".

En continua actualización

El especialista admite que "los médicos de AP suelen saber mucho de Dermatología, pero se trata de una especialidad dinámica y muy viva, en la que van actualizándose los tratamientos constantemente. Vamos a tratar las diez enfermedades dermatológicas más frecuentes y en todas ellas ha habido alguna innovación: nuevos tratamientos orales para la alopecia, tratamientos tópicos para las formas superficiales de cáncer de piel, de queratosis actínicas, de psoriasis…".

En principio, según los impulsores, va a ser el primero de una serie de cursos anuales que se van a impartir siempre en septiembre: "Van a ayudar a tener una mejor comunicación entre médicos y dermatólogos, que establecerá una relación más óptima y repercutirá de manera secundaria e el paciente".