16 de diciembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:10
Conocimiento > Derecho

Una paciente amenaza a una sanitaria poniéndole un bolígrafo en el cuello

La mujer ingresada en la Unidad de Partos se había arrancado la vía

Hospital Reina Sofía de Córdoba.
Una paciente amenaza a una sanitaria poniéndole un bolígrafo en el cuello
Redacción
Viernes, 21 de abril de 2017, a las 15:10
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba denuncia nuevas agresiones sufridas por trabajadores del Sistema Sanitario Público. El último suceso de esta naturaleza tuvo lugar esta semana en la Unidad de Partos del Hospital Materno-Infantil del Reina Sofía. La agredida fue una auxiliar de enfermería que fue a atender a una mujer ingresada en esa unidad que se había arrancado la vía, lo que le provocó un sangrado.

La profesional intentó prestarle su ayuda, pero la paciente se negó a que la tocaran hasta tal punto de que en un momento dado cogió un bolígrafo que la trabajadora tenía en un bolsillo y se lo puso en el cuello de la auxiliar amenazándola con usarlo en el caso de que no la dejaran en paz. La profesional logró zafarse de la paciente tras la llegada de más trabajadores y de los vigilantes de seguridad. Sin embargo, los insultos y las amenazas por parte de la usuaria y de sus familiares continuaron hacia la auxiliar. Como consecuencia de la situación de tensión, los familiares y las pacientes del resto de la unidad se refugiaron en sus habitaciones.

En este caso, se activó por parte del Servicio Andaluz de Salud (SAS) el protocolo de actuación ante las agresiones tras la insistencia por parte de los trabajadores para que se personasen en la unidad los cargos intermedios de guardia. La responsable del Sector de Sanidad de CSIF Córdoba, María Maestre, indica que “a pesar de la gravedad de los hechos, los responsables del hospital no vieron justificada la activación del protocolo”.

Mayor seguridad


Maestre expresa su total rechazo a estas nuevas agresiones a un trabajador sanitario durante el cumplimiento de su labor asistencial y destaca la creciente inquietud existente entre los profesionales debido al aumento de las agresiones. “Una vez más pedimos al SAS que incremente las medidas de seguridad para elevar la sensación de protección de los profesionales y que se informe a los trabajadores de las herramientas a su alcance cuando sufren una agresión física y/o verbal en su actividad laboral, como es el caso del citado protocolo de actuación, tal y como se forma al personal en otros campos”.

La máxima representante del Sector de Sanidad de CSIF Córdoba recuerda que los ataques a los trabajadores de los centros de salud y hospitales de nuestra provincia aumentaron un 15% el pasado año. “Detrás de los fríos números de las agresiones hay personas que sufren situaciones muy complicadas, por lo que ya es hora de que el SAS ponga en marcha las medidas que sean precisas para evitar que se produzcan episodios de estas características”, concluye Maestre.