11 de diciembre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Conocimiento > Derecho

Un recluso protagoniza una tremenda agresión en la Enfermería de la cárcel

El preso, con una enfermedad mental, causó cortes, contusiones y arañazos a tres funcionarios del centro de Picassent

Los hechos ocurrieron en la Unidad de Preventivos del módulo de Enfermería del Centro Penitenciario de Picassent.
Un recluso protagoniza una tremenda agresión en la Enfermería de la cárcel
Redacción
Miércoles, 10 de mayo de 2017, a las 12:50
Un preso con enfermedad mental ha agredido a tres funcionarios de la Unidad de Preventivos del módulo de Enfermería del Centro Penitenciario de Picassent, tal y como ha denunciado CSI-F.

En concreto, la agresión se produjo sobre las 21.30 horas del pasado martes, cuanto el recluso, de constitución corpulenta, comenzó a exigir a los trabajadores una medicación. “Al no recibirla, primero se autoagredió golpeando su cabeza contra la pared y, después, se lanzó contra los tres funcionarios, a los que causó cortes, contusiones y arañazos hasta que pudo ser reducido”, han señalado las mismas fuentes.

Ante esta situación, el sindicato ha lamentado la “falta de medios materiales y humanos” que existen en este tipo de unidades, y ha reclamado la habilitación de psiquiátricos penitenciarios en todas las prisiones, ya que en la actualidad solamente Alicante y Sevilla cuentan con alas específicas para Psiquiatría. Según CSI-F, la Enfermería de la cárcel “se está convirtiendo en un pequeño psiquiátrico” y advierte de la necesidad de incorporar 30 trabajadores más en el área sanitaria de Picassent.

Además de esto, la organización ha alertado de este tipo de situaciones y del peligro de que se reproduzcan debido a la acumulación de presos con enfermedades mentales en el módulo de enfermería, donde conviven con otros con afecciones físicas. Por lo que ha pedido una mayor coordinación con la Consejería de Sanidad, ya que los especialistas sanitarios de la prisión no pueden acceder al informe médico de los reclusos cuando éstos ingresan y “conocen su situación una vez dentro y después de explorarlos”. A juicio de la central sindical, esa información previa “sería de gran utilidad para saber las circunstancias de cada preso que ingresa”.