14 dic 2018 | Actualizado: 13:40

Un falso enfermero armado con spray pimienta, a prisión por robar fármacos

El hombre atacó a los vigilantes de seguridad con un spray de pimienta cuando le descubrieron

Hospital de Jerez.
Un falso enfermero armado con spray pimienta, a prisión por robar fármacos
mié 24 mayo 2017. 18.10H
Redacción
Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con vigilantes de seguridad del Hospital de Jerez de la Frontera han detenido a un hombre 30 años de edad tras ser descubierto disfrazado de enfermero en uno de los almacenes de farmacia del interior del recinto hospitalario. El detenido, para el que el juez ha decretado su ingreso en prisión, atacó a los vigilantes de seguridad con un spray de pimienta de auto defensa para tratar de conseguir escapar del edificio con 14 botes de drogas opiáceas que había sustraído.

Según ha indicado la Policía Nacional en una nota, los servicios de seguridad del Hospital de Jerez se encontraban en alerta después de que los responsables médicos hubieran detectado la falta de cierto tipo de medicamentos en uno de los almacenes y botiquín de la zona de quirófanos.

El hombre llevaba el uniforme del SAS

Así, fruto del mayor control y vigilancia de todos los cuartos y estancias del hospital destinadas a farmacia y botiquín, detectaron a través del circuito cerrado de televisión que una persona ataviada con uniforme y acreditación de enfermero del SAS trataba de acceder a una de estas zonas.

Según ha indicado la Policía, el intruso resultó ser una persona desconocida entre el personal sanitario, por lo que optaron por dar aviso al 091 mientras que se dirigían a la zona para comprobar la identidad del hombre.

Así, cuando los vigilantes de seguridad interceptaron al sospechoso, este reaccionó de forma agresiva, tratando de agredirlos y acometiendo contra ellos con un spray de pimienta de los utilizados en auto defensa. No obstante, los vigilantes lograron retenerlo hasta la llegada de los agentes de la Policía Nacional, que procedieron a retirarle el spray y a reducirlo como presunto responsable de un delito de robo con violencia.

El detenido, que no era enfermero ni trabajador del hospital, llevaba entre sus ropas 14 botes de drogas opiáceas de uso medicinal que fueron incautadas. Finalmente, tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, se decretó el ingreso en prisión preventiva comunicada y sin fianza.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.