Acude con un revólver a la consulta y amenaza a su médico con usarla

El presunto autor comenzó a proferir insultos, tanto en persona como por teléfono, hacia varios compañeros

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 62 años.
Acude con un revólver a la consulta y amenaza a su médico con usarla
mar 22 octubre 2019. 17.20H
La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 62 años por amenazar de muerte de forma reiterada al médico y a diversos profesionales que le atendían en el Hospital de Son Espases, Baleares, porque no le aumentaban la dosis de medicación que tenía pautada.

Según ha informado el cuerpo policial en una nota de prensa, los hechos comenzaron el 16 de septiembre cuando el presunto autor comenzó a proferir insultos y amenazas, tanto en persona como por teléfono, hacia los trabajadores del centro sanitario porque no le estaban suministrando la medicación quería. De hecho, en una de las ocasiones, el hombre amenazó haciendo hincapié con que tenía licencia de pistola y que arreglaría las cosas fuera del hospital, que "le daba igual estar en la cárcel".


El agresor aseguró que tenía una pistola y "le daba igual estar en la cárcel"


En este sentido, en septiembre, en una de las consultas, al desvestirse para ser atendido, el detenido extrajo de su cinturón un revólver que llevaba enfundado en el mismo, si bien no hizo mención ni uso del arma.

La Policía Nacional comenzó una investigación y, finalmente, detuvo este lunes al presunto autor por un delito de amenazas graves, interviniéndole un revolver de aire comprimido y un arma blanca con forma de revolver.

El Colegio Oficial de Médicos de Baleares (Comib) ha informado, por su parte, que después de prestar declaración, el juez dejó en libertad provisional sin fianza al presunto autor, con una orden de alejamiento del hospital.

La presidenta del Comib, Manuela García, ha contactado con el facultativo para trasladarle "todo el apoyo y solidaridad" de la institución colegial, al tiempo que ha mostrado "su rechazo y repulsa por este nuevo ataque a profesionales sanitarios".

En este sentido, el Comib "lamenta y condena" la nueva agresión a profesionales de la sanidad y, también en este caso, se personará como acusación particular. Cabe recordar que la agresión a un profesional de la sanidad pública, en el ejercicio de sus funciones, está tipificada como atentado a la autoridad en el Código Penal, con penas de hasta 4 años de cárcel.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.