13 dic 2018 | Actualizado: 22:10

Indemnización de 65.000 euros por aplicar paliativos sin hacer antes un TAC

La sentencia entiende que el médico debió diagnosticar a tiempo a la paciente y tratar de curarla

Exterior del Hospital de Mataró.
Indemnización de 65.000 euros por aplicar paliativos sin hacer antes un TAC
mié 07 diciembre 2016. 12.40H
Redacción
No ofrecer al enfermo todos los medios que requiera y de los que se dispongan para curar su patología, recurriendo directamente a los paliativos, supone una negligencia médica. Es lo que ha ocurrido en el Hospital de Mataró con una mujer de 90 años a la que no se le diagnosticó una hemorragia cerebral hasta 5 días después de su ingreso, un tiempo en el que un juzgado ha considerado que se perdió tiempo para administrarle el tratamiento oportuno, recurriendo en su lugar a retirarle la vía y el suero aplicando paliativos.

Según cuenta la sentencia, por la que se deberá indemnizar a la familia con 64.707,35 euros, fue la insistencia de la familia la que hizo que la doctora que la trataba le volviera a poner el tratamiento y hacerle las pruebas neurológicas necesarias. Claro que el tiempo perdido hasta entonces descartó cualquier tipo de intervención, como la operación que hubiera sido necesaria, si bien la avanzada edad de la afectada ha hecho que la multa haya sido algo menor de  lo que pedía la familia.

La juez del caso considera que los síntomas iniciales de aturdimiento presentados (incluida una alteración en sangre que sí habían detectado) debieron conducir inmediatamente a un examen neurológico más profundo y a la práctica de un TAC, en lugar de la actitud pasiva del equipo médico. Asimismo, se trata de una sentencia en firme que no permite apelación alguna.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.