Redacción Médica
20 de agosto de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Conocimiento > Derecho

Exculpan al médico que llamó "jeta" a un trabajador por pedir la baja

El historial clínico recogía expresiones como "cuentista", “intuyo morro y rentismo asociado” y “gandulería”

Audiencia Provincial de Murcia.
Exculpan al médico que llamó "jeta" a un trabajador por pedir la baja
Redacción
Viernes, 05 de enero de 2018, a las 10:40
La Audiencia Provincial de Murcia ha exculpado al médico que llamó “jeta” y “cuentista” a un paciente que fue a pedir la baja laboral por una lumbalgia. La Justicia ha desestimado el recurso presentado por este trabajador, que denunció al facultativo por un delito de injurias.

El auto indicaba que se atribuía al médico el haber recogido en el historial clínico del denunciante comentarios del tipo de “sigue estando más milonguero que afectado, sigo pensando que hay un claro componente simulador-rentista”. También se recogían otros comentarios, como “tremenda jeta”, “intuyo morro y rentismo asociado” y “gandulería”.

Para el juzgado, en la resolución ahora refrendada por la Audiencia, esas expresiones, a lo sumo, podrían ser perseguidas a través de la vía civil, pero no la penal, al considerar que los mismos no serían constitutivos ni de injurias ni de calumnias. “La actuación del doctor -añadía el instructor- no implica imputar al denunciante un delito de manera intencionada, sino, tan solo, recoger su parecer respecto a una baja prolongada”.

Denuncia por revelación de secretos

Su denuncia se extendió también, en este caso, por un delito de revelación de secretos, contra los funcionarios de la Región de Murcia que habían permitido que aquel informe médico se utilizase en un proceso de un juzgado de lo Social por la reclamación de las prestaciones de incapacidad temporal que había planteado.

El auto de la Audiencia señala que el juzgado de Instrucción al que correspondió el asunto acordó el sobreseimiento provisional de las actuaciones, al considerar que los hechos recogidos en la denuncia no podían ser constitutivos de los delitos citados, ni tampoco del de calumnias, que también se recogía en la misma.