Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Conocimiento > Derecho

Diez años de prisión para la falsa médica que aumentaba glúteos con cemento

Ron Morris ha sido acusada por practicar la medicina sin licencia y provocar la muerte de una de sus pacientes

Oneal Ron Morris, condenada por practicar operaciones estéticas sin licencia, supuestamente también usaba los mismos productos para aumentarse sus propias nalgas.
Diez años de prisión para la falsa médica que aumentaba glúteos con cemento
Redacción
Miércoles, 29 de marzo de 2017, a las 10:30
Una falsa médica de Miami ha sido condenada a diez años de prisión, y cinco de libertad condicional una vez cumpla su condena, por practicar la medicina sin licencia y provocar la muerte de una de sus pacientes. Según recogen varios medios americanos, Oneal Ron Morris, de 36 años, realizaba operaciones estéticas de aumento de glúteos en los que inyectaba una mezcla tóxica de cemento, aceite, sellador de neumáticos y pegamento Super Glue.

La víctima, Shatarka Nuby, había recibido entre los años 2007 y 2010 hasta diez inyecciones de estos componentes. Aunque en el juicio no se ha confirmado que operase con esos elementos, durante la investigación se determinó que la muerte de la víctima se debió a un fallo respiratorio causado por movimientos dentro de su cuerpo de silicona que la falsa médica le había inyectado en su trasero.

Durante el juicio, la madre de la víctima acusó a Ron Morris de “la muerte inhumana” de su hija. La culpable negó su responsabilidad y dijo que “nunca” tuvo intención de herir a nadie ni de inyectar “sustancias desconocidas a ningún humano”, pues supuestamente ella utilizaba los mismos productos para aumentarse sus propios glúteos.

El abogado defensor de Morris no está de acuerdo con la sentencia final pues, según argumentó, las clientas sabían que no tenía licencia y asumieron sus propios riesgos. Por el contrario, varias de otras víctimas presentes en el juicio aseguraron que Morris les garantizaba que se trataba de productos de calidad.

No es el primer juicio de Ron Morris

Su historia salió a la luz hace unos años, después de que una de sus pacientes, que había pagado 700 dólares por la supuesta intervención estética, acabase ingresada en el hospital y los médicos descubriesen la misma mezcla tóxica que llevaba en su cuerpo.

Tras su denuncia, muchas mujeres aseguraron haber sido víctimas de la falsa cirujana. Ron Morris fue acusada de practicar ilegalmente la medicina en 2012, pero salió de prisión tras pagar una fianza de 7.5000 dólares.