El acusado tendrá que indemnizar a la paciente denunciante con 2.500 euros de multa

Condenado por intrusismo un falso dentista cuyo único título era la EGB
Imagen del edificio del Juzgado de lo Penal de Madrid.


13 abr 2018. 09.50H
SE LEE EN 1 minuto
POR REDACCIÓN
Tras la acusación del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM), el Juzgado de lo Penal número 22 de Madrid ha condenado por un delito de intrusismo a una hombre que, estando en posesión tan solo del título de EGB, ejercía como dentista en una clínica ubicada en el barrio madrileño de Moratalaz.

Concretamente, la sentencia tiene por probado que el condenado realizó a una paciente un puente dental y empastes, sin estar en posesión del título correspondiente de odontólogo y, por tanto, sin la titulación habilitante ni la colegiación obligatoria.

La pena ha sido de seis meses de multa, habiéndose impuesto también al falso dentista la responsabilidad civil derivada del delito conforme a la cual debe indemnizar a la paciente con 2.500 euros (cantidad que la denunciante había pagado por el tratamiento).

Por su parte, desde el COEM se había pedido una pena de dos años de prisión al considerar que el acusado se presentaba como odontólogo (según han afirmado  varios testigos en el juicio) sin disponer del título, pero el Juez del caso ha determinado imponer la  condena en su grado mínimo, en línea con lo solicitado por el Ministerio Fiscal.

La clínica permanece cerrada tras la detención realizada por la Policía.

Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.