Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Conocimiento > Derecho

Absuelven a dos conductores de ambulancia acusados de abuso sexual

La Audiencia Nacional ha considerado que no hay indicios suficientes para imputar los delitos

Una ambulancia del SEM.
Absuelven a dos conductores de ambulancia acusados de abuso sexual
Redacción
Lunes, 23 de abril de 2018, a las 18:30
La Audiencia de Barcelona ha absuelto a dos trabajadores del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) que habían sido acusados de abuso sexual por parte de una mujer que debía ser trasladada al hospital. La Justicia ha afirmado que hay una falta de pruebas y, además, la versión de la mujer contiene "contradicciones y lagunas".

La paciente denunció que fue recogida en la vía pública por la ambulancia y que el conductor detuvo el vehículo poco después, momento que los acusados habrían aprovechado para abusar sexualmente de ella. Según la mujer, fueron 14 minutos los que estuvo el transporte sanitario, un tiempo que la Audiencia ha considerado totalmente insuficiente para cometer los hechos, ya que la denunciante también había asegurado que estuvieron discutiendo cerca de diez minutos.

"Restarían, únicamente, cuatro minutos en los que el conductor abusador debió bajarse y trasladarse a la parte posterior, debieron mover y ubicar a la perjudicada, tal y como ella misma refirió, hacia la parte baja de la camilla, e iniciar los actos de naturaleza sexual, lapso temporal que se antoja escaso e incompatible para la ejecución de dicha operativa", según se desprende de la sentencia.

Asimismo, la Justicia incide en que "no existen corroboraciones del hecho de carácter físico o biológico que demuestren que la mujer fue víctima de abuso sexual, al tiempo que subraya que la denunciante había mantenido relaciones sexuales horas antes de los hechos con un amigo, con el que tomó alcohol y cocaína, antes de discutir con él".

Por todo ello, y ante la falta de pruebas reales de los hechos, la Audiencia Nacional ha determinado que es imposible imputar los delitos de abuso sexual a los dos trabajadores del servicio de ambulancias que atendieron a la mujer.