20 de septiembre de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 12:40
Conocimiento > Derecho

Absuelta la herbolaria que 'trató' el cáncer de su marido con homeopatía

Consideran que el hombre, fallecido, actuó con autonomía y en plenas facultades mentales

La Audiencia de Alicante ha desestimado la acusación de la fiscalía y la familia del paciente.
Absuelta la herbolaria que 'trató' el cáncer de su marido con homeopatía
Redacción
Miércoles, 19 de julio de 2017, a las 13:50
La Audiencia de Alicante ha absuelto a la herbolaria de San Vicente del Raspeig (Alicante), Clara Inés Ibarra, acusada de secuestrar a su marido para impedir que se operara un tumor cerebral con el objetivo de que siguiera tratamientos basados en la medicina natural y la homeopatía. Según el fallo, el enfermo eligió explorar esa vía "en plenas facultades mentales y con suficiente carácter y autonomía de la voluntad".

Los hechos se remontan a abril de 2008, cuando Francisco Manuel Crespo fue diagnosticado del cáncer. Apoyado por su esposa, el paciente decidió llevar "un tratamiento alternativo" a pesar de que los médicos le insistían que pasara por el quirófano para extirpar el tumor.

La pareja siguió terapias alternaticas en clínicas de Madrid, Pamplona y Marbella "que no dieron resultado alguno", tal y como recoge la sentencia. Francisco Manuel Crespo falleció a causa de la patología en mayo de 2013.

La fiscalía y la familia del paciente acusaban a Clara Ibarra de mantener secuestrado en ese domicilio a su marido y someterlo a un trato degradante, por lo que pedían que fuera condenada a penas de hasta ocho años y medio de cárcel.

Volvió con su madre

La acusación tiene su origen el 23 de febrero de 2009, cuando la madre de Francisco Manuel Crespo se presentó en la vivienda después de que su hijo pidiera ayuda a un amigo a través de un mensaje de móvil, donde aseguraba estar privado de libertad. Después de discutir con su nuera, finalmente se llevó consigo al paciente al hogar familiar. Un incidente en el que tuvo que intervenir la policía.

El tribunal considera que el paciente eligió libremente explorar las vías de la naturopatía y la homeopatía, "independientemente de que su mujer le apoyara, le respaldara e incluso le incentivara", al igual que decidió regresar con su progenitora tras comprobar que la terapia alternativa no había frenado la enfermedad oncológica.