14 nov 2018 | Actualizado: 21:20
Sociosanitario / Dependencia

César Antón: "La atención estatal a dependientes ha subido diez puntos"

El director general del Imserso hace balance de la legislatura

El director general del Imserso, César Antón.
César Antón: "La atención estatal a dependientes ha subido diez puntos"
mar 26 abril 2016. 18.50H
Redacción
El director general del Imserso, César Antón, ha destacado que los servicios sociales del Estado han mejorado su tasa de atención a dependientes en diez puntos, algo que no era así en 2011, cuando comenzó la última legislatura, debido a que esa asistencia la desempeñan también familiares de los pacientes, situación que el gobierno se propuso combatir.

Además, Antón ha subrayado la reducción en un 54 por ciento de las listas de espera de grandes dependientes y dependientes severos que aguardan a recibir una prestación del sistema de atención a la dependencia como uno de los principales logros de la última legislatura, dentro del balance de gestión que ha realizado este martes en el marco de un  Encuentro Informativo organizado por Servimedia Comunicación.

Antón ha precisado que, mientras al cierre de 2011 había 305.941 personas baremadas como grandes dependientes o dependientes severos que aguardaban el pago por parte del sistema público de atención a la dependencia de la prestación que les correspondía de acuerdo con la ley, al término de 2015 esa cifra se redujo a 139.630 personas, “lo que supone que mientras en 2011 la cobertura del sistema dejaba fuera a una de cada tres personas dependientes que tenían derecho a prestación, ahora esa tasa de cobertura del sistema de atención a la dependencia alcanza ya al 85 por ciento”.

“Cuando llegamos, nos pusimos como objetivo que las personas que estaban esperando fueran menos y que, además, tuvieran que esperar menos para recibir su prestación, y en buena medida lo hemos conseguido”, ha señalado.

El principal responsable de las políticas para personas mayores del Gobierno ha puesto en valor que esto se haya conseguido, además, en un contexto financiero complicado “ya que nos encontramos con una deuda de 1.034 millones de euros con la Seguridad Social que hemos conseguido liquidar prácticamente en su totalidad”.

“Hemos hecho el sistema más sostenible y más transparente, hemos conseguido que se priorice la atención a los que mayor situación de dependencia tienen, los grandes dependientes y los dependientes severos; y, además, hemos mejorado en diez puntos la tasa de personas dependientes que son atendidas desde la red pública de servicios sociales, que era uno de los objetivos de la ley que no se estaba cumpliendo por la importancia creciente que estaba adquiriendo la prestación por cuidados de familiares, repetidamente cuestionada por el Tribunal de Cuentas”, ha explicado el director general del Imserso.

Diferencias por comunidades autónomas

Antón ha admitido, no obstante, que aunque se han sentado las bases para que el sistema sea sostenible aún queda camino por recorrer, por ejemplo, en reducir las diferencias territoriales que aún existen en la prestación de servicios. El alto cargo gubernamental ha asegurado que pese a que tanto el baremo para evaluar el grado de dependencia como la cartera de servicios del sistema es el mismo en todo el territorio español, “hay comunidades autónomas donde la cobertura es del 98 por ciento y otras donde apenas llega al 60 por ciento”.

Preguntado por los motivos de este desequilibrio, el director general del Imserso ha admitido ciertas diferencias en la amplitud de la red asistencial por comunidades autónomas, si bien ha atribuido los desequilibrios a la falta de voluntad política de “cuatro o cinco comunidades autónomas” por desarrollar los servicios del sistema público de atención a las personas dependientes.

Red de seguridad frente a la pobreza

El director general del Imserso ha destacado también la relevancia de las políticas públicas para personas mayores como red de seguridad para evitar situaciones de pobreza y exclusión social.

En este sentido, ha recalcado la importancia de las pensiones no contributivas que perciben anualmente más de 450.000 personas, que han experimentado un incremento del 5,6 por ciento durante la última legislatura y que, según Antón, han contribuido a reducir la tasa de riesgo de pobreza de las personas mayores de 65 años y a que ésta sea de las más bajas de la Unión Europea. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.