Según un reciente estudio, Cantabria y La Rioja son las regiones con menor índice de mortalidad

Ante sospecha de infarto, 1 de cada 4 pacientes acude a Familia
El 24% de los españoles con dolor por infarto acuden a los centros de salud.


23 ene 2023. 14.30H
SE LEE EN 5 minutos
El 24,1 por ciento de los españoles con sospecha de infarto acude a los centros de salud en lugar de ir al hospital o al sistema de emergencias médicas. Por lo tanto, a la hora de empezar a sufrir ese dolor en la zona del pecho, que en muchas ocasiones es indicativo de infarto, uno de cada cuatro españoles confía en la Medicina de Familia para recibir una asistencia sanitaria de calidad y poder poner remedio a la enfermedad, según un estudio reciente.

El restante 35,3 por ciento opta por acudir a los sistemas de emergencias sanitarias y el otro 40,6 por ciento a los hospitales. Son los resultados del estudio ‘Diferencias regionales en la atención al Iamcest en España. Datos del Registro de Código Infarto ACI-SEC’, publicado hace escasos días en la Revista Española de Cardiología y que ponen de manifiesto las diferencias geográficas que se dan en España a la hora de asistir e intervenir en el infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST. Para su elaboración, los científicos han comparado 17 programas de Código Infarto en términos de incidencia, características clínicas y mortalidad a 30 días, entre otras cuestiones.

La investigación, llevada a cabo por un grupo de científicos españoles, apunta a que la Comunidad Foral de Navarra y Extremadura son las dos regiones autónomas que peores números registran en cuanto a los fallecimientos a los 30 días de ingreso por el infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST. Se trata, por lo tanto, de las dos regiones españolas donde más muertes se dan en cuanto a la patología, según el estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores españoles. En el otro lado de la balanza se encuentran CCAA como Cantabria y La Rioja, debido a que reportan el menor porcentaje de fallecimientos por dicho infarto.


Índices de mortalidad


Navarra es el territorio en el que más muertes ha habido en el momento del estudio, con un índice de mortalidad del 11 por ciento, seguido por el 9,5 por ciento registrado por Extremadura. Los datos se recogieron entre el 1 de abril y el 30 de junio del año 2019, con el seguimiento clínico a 30 días inclusive, aunque los resultados se han publicado recientemente.

Si bien Navarra y Extremadura son las comunidades que mayores tasas de mortalidad reportan con un cercano 10 por ciento de muertes, la Comunidad Valenciana, la Región de Murcia, Galicia y Canarias son los siguientes territorios que más sufren por este tipo de infarto. Las regiones mediterráneas pierden a casi el 9 por ciento de los pacientes que ingresan por el infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST, mientras que los canarios y gallegos superan por poco el porcentaje del 8 por ciento en los fallecimientos. Todos ellos, más de dos puntos por encima de la media nacional, que marca el índice en el 5,9 por ciento.


Las comunidades con ‘mejores datos’


La mayoría de las comunidades autónomas españolas se encuentran cerca del porcentaje estatal, situado en el 5,9 por ciento de los casos de mortalidad. País Vasco y Castilla y León son las únicas regiones que ‘rozan’ ese porcentaje, con un 6 y un 6,1 por ciento, respectivamente.

No obstante, el territorio que se lleva el 'premio' a la mejor comunidad autónomas es Cantabria, puesto que no ha reportado ningún fallecimiento por esta patología durante los meses en los que se ha llevado a cabo el estudio. De los 59 ingresos hospitalarios que ha tenido la región, ninguno de ellos ha terminado en fallecimiento. Un ‘logro’ al que solo ha llegado Cantabria, puesto que la siguiente región con mejores datos en cuanto a mortalidad es La Rioja, con un 2,9 por ciento, seguido de la Comunidad de Madrid y de Cataluña, con un 3,2 y 3,4 por ciento respectivamente.


La primera asistencia, factor importante


La Comunidad Foral, aparte de sufrir mayor porcentaje de fallecimientos por el infarto agudo, es también la región con el mayor índice de asistencia sanitaria en el sistema de emergencias médicas. Es decir, que las personas que empiezan a notar malestar y están sufriendo el infarto agudo en miocardio, acuden más a los sistemas de emergencias navarros. El estudio, por lo tanto, no correlaciona la tasa de mortalidad con el acudir o no a los sistemas de emergencias, puesto que la población navarra es la que más ha acudido en esos casos a emergencias.

La comunidad que más acude al centro de salud a la hora de este malestar son la canaria y la gallega, con un 57,9 y 42,1 por ciento, mientras que los que más acuden como primera asistencia a los hospitales sin intervencionismo coronario percutáneo primario son Aragón y Cataluña, en un 34,1 y 30,2 de los casos, respectivamente.


Causas de infartos y limitaciones del estudio


Los investigadores recalcan que algunas comunidades autónomas tienen una población más envejecida y con más factores de riesgo cardiovascular, lo cual podría justificar una mayor incidencia de infarto. Por otro lado, apuntan a la falta de un criterio unificado sobre la indicación de activación del Código Infarto, puesto que podría ser otra de las causas de las diferencias interregionales.

Los científicos, a su vez, admiten que la investigación está basada en datos autorreportados y sin auditoría externa, lo que supone una de sus limitaciones. También apuntan a que el marco temporal es de “solo” tres meses, aunque justifican que los datos obtenidos son extrapolables a los que podría ocurrir en un periodo más largo.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.