SEC: "Necesitamos reestructurar los servicios de Cardiología postpandemia"

Ángel Cequier, presidente de la SEC, evidencia la falta de atención sobre pacientes con problemas cardiovasculares

Ángel Cequier, presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).
SEC: "Necesitamos reestructurar los servicios de Cardiología postpandemia"
sáb 16 mayo 2020. 17.20H
Con la colaboración de
La crisis del coronavirus dejará muchas lecciones valiosas para los responsables de la sanidad española. Entre ellas, la importancia de valorar los servicios de Cardiología, y su valor, sobre todo, durante una pandemia como esta. Ángel Cequier, presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) Ángel Cequier, presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), bien lo sabe al haber vivido esta crisis sanitaria en primera persona.

Entrevistado por Redacción Médica para el documento público 'Lecciones del Covid-19 (qué ha aprendido el sector sanitario español ante la pandemia'), el líder de los cardiólogos quiere poner en valor sobre todo la necesidad inmediata de valorar a los pacientes con patología cardiovascular previa o los pacientes con factores de riesgo cardiovasculares, dado que estos “son uno de los principales grupos de riesgo con un mayor potencial de presentar complicaciones graves si llegan a infectarse por Covid-19”.

¿Cuáles son los principales aciertos y errores cometidos durante esta crisis?

En el inicio de la pandemia, el principal error que conocemos y que ha sido repetidamente comentado fue el no prever adecuadamente el potencial impacto sanitario, social o económico de la pandemia a pesar de la experiencia previa con la epidemia que 2 meses antes se había presentado en China y en otros países de Lejano Oriente. No hubo una valoración adecuada desde el punto de vista estratégico, de dotación de recursos humanos, de material sanitario o de gestión, como hemos podido comprobar dramáticamente.

Aunque tomada tardíamente, puede considerarse como un acierto la decisión del obligado confinamiento junto con la difusión de estrategias y campañas para concienciar a la población del riesgo de la pandemia y que ayudaron a adoptar y a aplicar una serie de medidas complejas y difíciles.

Ante una crisis similar futura, ¿qué medidas deberían adoptarse en cuanto a recursos humanos, recursos materiales y gestión/organización?

Ante una crisis similar, y con el conocimiento y experiencia que estamos adquiriendo, hemos documentado 2 impactos principales de la pandemia Covid-19 en el escenario de la patología cardiovascular:
  1. Los pacientes con patología cardiovascular previa o los pacientes con factores de riesgo cardiovasculares son uno de los principales grupos de riesgo con un mayor potencial de presentar complicaciones graves si llegan a infectarse por Covid-19. Adicionalmente muchos de estos pacientes tienen una edad avanzada. Conocemos que el riesgo de presentar complicaciones severas va aumentando de forma proporcional con la edad. Estos dos factores provocan que los pacientes con patología cardiovascular hayan representado una elevada proporción de los fallecidos por Covid-19.

  2. "Las dotaciones tecnológicas y de gestión deberían estar perfectamente preespecificadas"


    Durante la pandemia se ha observado una significativa reducción en el número de pacientes con infarto agudo de miocardio que han requerido asistencia urgente para su tratamiento. En un análisis realizado en 71 hospitales en España, en el momento más álgido de la pandemia se documentó una reducción del 40 % de pacientes con infartos agudos de miocardio atendidos. La causa principal posiblemente ha sido el temor o miedo de los pacientes a contagiarse si se ponían en contacto con dispositivos asistenciales o si acudían a los centros hospitalarios. Es probable que algunos pacientes hayan relativizado su sintomatología y el  infarto de miocardio haya evolucionado en su totalidad en sus domicilios.

Por tanto, ante una crisis similar,  deberíamos tomar medidas o estrategias para prevenir estos escenarios en los pacientes con enfermedad cardiovascular. Considerando el mayor riesgo de las complicaciones en los pacientes con patología cardiovascular, deberían extremarse las estrategias de prevención para evitar el contagio, particularmente en este subgrupo de pacientes. Ya, y desde una perspectiva más general y en caso de infección, las dotaciones humanas, tecnológicas y de gestión deberían estar perfectamente pre-especificadas y ser las más óptimas y adecuadas.

¿Qué podría aportar la SEC que no haya podido aportar en la crisis actual?

Además de los aspectos previamente comentados, la pandemia ha tenido un impacto sobre la asistencia cardiovascular diaria muy importante. Debido al elevado número de pacientes Covid-19 que han requerido el ingreso hospitalario muchos servicios de Cardiología se han convertido en servicios de asistencia Covid.


"Murchos servicios de Cardiología se han convertido en servicios de asistencia Covid"


La actividad programada diagnóstica, terapéutica, de intervenciones quirúrgicas o de seguimiento se ha reducido de forma muy importante y, en algunos centros, se ha cancelado prácticamente en su totalidad. Un próximo escenario, desconocido y que nos va a servir de experiencia y de adquisición de conocimiento son las formas de realizar el re-escalamiento en la asistencia cardiovascular en dichos centros y de reestructurar de nuevo los servicios de Cardiología post-pandemia.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.