20 de mayo de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:20
Especialidades > Cardiología

Padecer una arritmia aumenta el riesgo de sufrir accidente cerebrovascular

Un estudio vincula esta relación tras analizar los registros de pacientes de 640 centros de AP en Reino Unido

La investigación ha abordado la situación del tratamiento de los pacientes.
Padecer una arritmia aumenta el riesgo de sufrir accidente cerebrovascular
Redacción
Viernes, 11 de mayo de 2018, a las 12:10
Los pacientes que en el pasado sufrieron una arritmia tienen mayor riesgo de sufrir en el futuro un accidente cerebrovascular, según un estudio de la Universidad de Birmingham, Reino Unido.

En un estudio publicado este jueves en la revista The BMJ, los investigadores han analizado los registros de pacientes de 640 centros de Atención Primaria en todo el Reino Unido, y compararon la frecuencia de accidentes cerebrovasculares en tres grupos de personas: las personas que sufren una fibrilación auricular; aquellos que la sufrieron; y los que nunca tuvieron.

"Lo que hemos comprobado es que los accidentes cerebrovasculares eran menos comunes en personas que nunca tuvieron fibrilación auricular y mucho más comunes en personas cuyos registros indicaban que su fibrilación auricular había sido resuelta, y casi igual de comunes en estos últimos que en los que la sufren en la actualidad", ha explicado Nicola Adderley, del Instituto de Investigación Aplicada de Salud de la Universidad de Birmingham.

Recomiendan estar alerta

La investigación también ha abordado la situación del tratamiento de los pacientes. Lo que han encontrado es que, aunque la mayoría de las personas con fibrilación auricular en curso continúan tomando los medicamentos para la prevención de coágulos que necesitan, la gran mayoría de aquellos cuya fibrilación auricular se resolvió no lo hacen.

"Este dato es preocupante porque el problema parece ser cada vez más común", ha señalado el Krish Nirantharakumar, también de la universidad británica. Además, ha añadido que en 2016, una de cada diez personas con fibrilación auricular (unas 160.000 personas en Reino Unido) dejó de tomar la medicación porque se resolvió con éxito su condición.

Ante estos datos, los investigadores recuerdan que la fibrilación auricular puede "aparecer un día y desaparecer al siguiente", por lo que recomiendan "estar a alerta si se ha tenido esta condición en el pasado".