Los vasos sanguíneos de adolescentes obesos o hipertensos envejecen antes

Los jóvenes con diabetes tipo 2 también tienen un mayor cambio en el grosor y en la rigidez de sus arterias

Los vasos sanguíneos de adolescentes obesos o hipertensos envejecen antes
lun 11 mayo 2020. 13.35H
Los adolescentes que padecen obesidad, diabetes tipo 2 o hipertensión tienen un mayor riesgo de envejecimiento prematuro de los vasos sanguíneos, en comparación con aquellos que no padecen estas enfermedades, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) y que ha sido publicado en el Journal of the American Heart Association.

A esta conclusión han llegado tras analizar durante cinco años, a 141 adolescentes con peso normal, 156 con obesidad, y 151 con diabetes tipo 2, con una edad media de 17,6 años. Al final del estudio, los adolescentes con obesidad, diabetes tipo 2 o hipertensión, los principales factores de riesgo de infartos o ictus en la edad adulta, eran significativamente más propensos a tener arterias carótidas más gruesas y rígidas.


"Los participantes con hipertensión tenían un riesgo muy similar al de aquellos con obesidad o diabetes tipo 2"


"Lo que más sorprendió a nuestro equipo fue que los participantes con hipertensión, en comparación con sus compañeros de estudio, tenían un riesgo muy similar al de aquellos con obesidad o diabetes tipo 2", han explicado los investigadores.

La salud de la arteria carótida se evaluó mediante ultrasonido no invasivo y a velocidad de la onda del pulso. El ultrasonido midió el grosor de las dos capas internas del vaso sanguíneo, conocido como grosor de la íntima media carotídea; mientras que la velocidad de la onda del pulso mide lo rápido fluye la sangre a través de los vasos sanguíneos. Ambas medidas se tomaron al comienzo del estudio y cinco años después.

El análisis concluyó que los adolescentes con obesidad, diabetes tipo 2 o hipertensión tuvieron un mayor cambio en el grosor y en la rigidez de sus arterias, en comparación con los participantes que tenían un peso normal. Unos problemas que evidencian un mayor riesgo de infarto e ictus en el futuro y en la propia adolescencia.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.