13 dic 2018 | Actualizado: 22:10

Los cardiólogos españoles empiezan a trabajar con nuevas guías clínicas

Serán aprobadas en el Congreso Nacional de la SEC que se celebra a partir del jueves en Zaragoza

El presidente del Congreso de las Enfermedades Vasculares de la SEC de 2016, Luis Rodríguez Padial.
Los cardiólogos españoles empiezan a trabajar con nuevas guías clínicas
mié 26 octubre 2016. 09.10H
@JavierBarbado
Los anticoagulantes de acción directa reemplazan al Sintrom y a la warfarina como primera elección en pacientes en que esté indicado ese tratamiento. Ésa será la recomendación de los cardiólogos una vez se publique la última guía de práctica clínica al respecto, que se difunde a partir del jueves para ser aprobada en el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) en Zaragoza.

Así lo ha confirmado a Redacción Médica el presidente del evento, Luis Rodríguez Padial, quien ha anunciado que, acto seguido, la SEC emplazará al Ministerio de Sanidad para que haga suya la recomendación y la traslade a las Consejerías de Sanidad de las comunidades autónomas.

De acuerdo con este cardiólogo, la SEC ya ha pedido al ministerio que se modifique el documento de posicionamiento sobre este asunto por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). “Ahora pensamos dar un paso más para conseguirlo”, ha ratificado.

Para ello, el Congreso sirve de plataforma de discusión de las nuevas guías de recomendación clínica que, pese a no ser a priori vinculantes, se utilizan mucho por los especialistas de todo el país, de especial manera cuando existen dudas de procedimiento.

Además, el foro de Zaragoza será el primero que aborde la inclusión de los nuevos anticoagulantes como tratamiento de primera elección después de que hicieran lo propio los profesionales de la Sociedad Europea de Cardiología en su propio Congreso, celebrado a finales del mes de agosto en Roma.

No precisa controles y preserva el perfil de seguridad

Los anticoagulantes son medicamentos que se prescriben para prevenir la trombosis y que, en el caso de los utilizados hasta la fecha de forma preferencial, requieren de controles periódicos debido a la dificultad de mantener la cantidad óptima en sangre, escollo que salvan los de nueva generación o también llamados de acción directa.

En 2016 se dispone en el mercado de al menos cuatro de estos nuevos anticoagulantes: dabigatrán, rivaroxabán, apixabán y edoxabán, ha precisado Rodríguez Padial.

Rentables a largo plazo a pesar de su impacto económico inicial

Según Rodríguez Padial, los anticoagulantes de acción directa reúnen una serie de ventajas más allá de la principal, la de tener una eficacia igual, como poco, a la de los aplicados hasta ahora con mejor perfil de seguridad (disminuyen en mayor grado la probabilidad de hemorragia intracerebral).

“A pesar del impacto económico que supondrá su implantación como primera elección si está indicada la anticoagulación –no lo está, por ejemplo, en caso de estenosis mitral o prótesis valvular mecánica, que deberán seguir con el Sintrom o la warfarina–, a largo plazo serán eficientes”, ha asegurado, ya que se cuenta con el ahorro de no necesitar controles periódicos.

Asimismo, el presidente del Congreso de la SEC, que se celebra en Zaragoza del 27 al 29 de este mes, ha criticado la excesiva variación en el uso actual de estos medicamentos de última generación “en función de las comunidades autónomas”, ya que oscila entre valores del 16 por ciento en unas y el 40 por ciento en otras debido a criterios políticos “no atribuibles a los profesionales”.

El foro de la SEC prevé gran asistencia de especialistas en la materia y ha aceptado 1.200 artículos científicos para su presentación.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.