25 de abril de 2017 | Actualizado: Lunes a las 21:30
Especialidades > Cardiología

El 'escáner de Calcio' supera al análisis de sangre en prevención cardiaca

Previene la enfermedad con más precisión que los métodos tradicionales

La tomografía axial se revela como un método predictivo superior a las técnicas convencionales.
El 'escáner de Calcio' supera al análisis de sangre en prevención cardiaca
Redacción
Martes, 07 de marzo de 2017, a las 11:40
La prueba de imagen para conocer la cantidad de calcio que se acumula en las arterias coronarias previene, mejor que el análisis en sangre del nivel de lípidos y glucosa, la salud cardiovascular del paciente, según ha concluido un estudio publicado en JACC: Cardiovascular Imaging.

En efecto, la investigación ha probado que una simple técnica de imagen de tomografía computerizada (TC) llamada exploración de calcio de la arteria coronaria (CAC) –a menudo conocida como “escáner de calcio”– se revela en particular útil en la detección de la enfermedad arterial coronaria.

Se examina a las personas para detectar muchos tipos de enfermedades como cáncer de mama, colon y pulmón, incluso cuando no hay síntomas.

El calcio coronario se acumula en el sitio de la placa coronaria, por lo que una exploración de CAC resulta eficaz en la detección de cantidades incluso diminutas de calcio en esa ubicación.

Los resultados de la evaluación se registran después usando una puntuación CAC, que representa la cantidad total de CAC en las arterias coronarias. Cuanto mayor sea la puntuación CAC, mayor será el riesgo de futuras enfermedades del corazón.

“El CAC detecta la enfermedad cardiaca, incluso décadas antes de que los síntomas de la enfermedad cardiaca aparezcan por primera vez”, ha señalado el autor principal del estudio, Alan Rozanski, director académico y director del Programa de Becas de Formación en Cardiología de la División de Cardiología en el Hospital St. Lukes de Mount Sinaí en Nueva York, Estados Unidos.

“Además, con los escáneres de última generación, las exploraciones de CAC se asocian con una exposición a radiación muy baja, similar a la de un mamograma, y resultan menos costosas que todos los otros tipos de imágenes”, ha añadido. “El interés creciente está en determinar si el uso de exploraciones de CAC podría conducir a un tratamiento más temprano y más eficaz de la enfermedad cardiaca”, ha incidido.

La investigación ha demostrado que en alrededor del 40 y el 60 por ciento de los casos, la primera vez que se descubre la enfermedad cardiaca es cuando se produce un ataque al corazón o la muerte.

“Mediante el uso de imágenes para el cribado, se detectan los problemas desde el principio, lo que le da al paciente la oportunidad de hacer cambios en el estilo de vida para evitar el desarrollo de enfermedades del corazón, como mejorar la nutrición, empezar a hacer ejercicio o dejar de fumar”, ha señalado Rozanski.

Sin consenso sobre qué usar en la actualidad


En la actualidad, todavía no existe consenso entre los grupos de médicos acerca de cuándo usar la imagen cardiaca para detectar patologías del corazón, a pesar de que se revelan como causa principal de muerte en muchos países occidentales.

En lugar de ello, se evalúa a un paciente utilizando una combinación de datos históricos y un análisis de sangre estándar para medir los lípidos séricos y los niveles de glucosa en la sangre, llegando a una puntuación de riesgo para ayudar a averiguar si padecerá una enfermedad del corazón en el futuro.