25 de noviembre de 2017 | Actualizado: Sábado a las 11:20
Especialidades > Cardiología

Déjate de bulos y llama al 112: en caso de infarto, toser no sirve de nada

Los cardiólogos sitúan el origen del bulo en Estados Unidos

El jefe de Urgencias de Igualatorio Médico Quirúrgico (IMQ), Fidel Fuentes.
Déjate de bulos y llama al 112: en caso de infarto, toser no sirve de nada
Redacción
Lunes, 23 de enero de 2017, a las 12:50
Si se sospecha que se está sufriendo un infarto, toser no ayudará gran cosa. Con todo, hace años que se ha extendido el mito de que el esfuerzo voluntario de ese reflejo contiene el accidente vascular como medida de autoayuda antes de que lleguen los servicios de Urgencia.

De hecho, hasta se ha bautizado la maniobra –que se aplicaría uno mismo forzándose a toser– como ‘Cough CPR’, traducida al castellano como ‘resucitación cardiopulmonar por medio de la tos’, carente por completo de evidencia científica.

Ahora, los cardiólogos y urgenciólogos han advertido de que el falso mito se propaga por las redes sociales por medio de un mensaje viral en la plataforma WhatsApp que firma una cardióloga estadounidense real.

“Si usted sufre un ataque al corazón y se encuentra solo, lo primero que debe hacer es conseguir ayuda a través de una llamada al 112 o haciendo que alguien cercano llame”, se apresura a aclarar el jefe de Urgencias de Igualatorio Médico Quirúrgico (IMQ), Fidel Fuentes.

“Además, si puede tomar una aspirina mientras acuden los servicios de Urgencias, mejor. No hay ninguna razón ni recomendación de las sociedades científicas que afirme que toser mientras se sufre un ataque al corazón presenta beneficios terapéuticos”, añade.

Un bulo que se inició en 1999

Este bulo tergiversa y confunde la educación para la salud afirmando que ante un ataque al corazón estando a solas “las víctimas pueden ayudarse a sí mismas provocándose la tos en repetidas ocasiones y con mucha energía. Se incita a hacer una respiración profunda y con los pulmones llenos, provocarse una tos profunda y prolongada (…) repitiéndolo cada dos segundos sin tregua hasta que llegue la ayuda o hasta que sienta que el corazón late normalmente”.

Para Txema Aguirre, cardiólogo de la Clínica IMQ Zorrotzaurre, “este bulo viral se conoce desde que comenzó a circular en Estados Unidos hace años. Parece que se remonta al año 1999 nada menos”.

“Desde entonces, ha tenido una expansión alarmante. Tanto es así que la Asociación Americana del Corazón tuvo que salir al paso afirmando las bases científicas de por qué esto era un bulo viral”, ha incidido.

“El bulo debió de originarse a partir de una confusión sobre una recomendación de toser, que sí existe para los pacientes que presentan una arritmia súbita. Durante una arritmia súbita (ritmo cardiaco anormal), puede ser posible que una persona consciente y con capacidad para moverse tosa fuerte y repetitivamente para, mediante el aumento de la presión en el tórax, desarrollar un mecanismo reflejo capaz de abortar cierto tipo de arritmias”, ha expuesto el cardiólogo del IMQ.

Postura de la Asociación Americana del Corazón

Según ha recalcado Aguirre, “no existe ninguna sociedad científica ni ninguna guía de práctica clínica que respalde la ‘resucitación cardiopulmonar a través de la tos’, porque no es útil para este tipo de pacientes. Está señalado así expresamente por la Asociación Americana del Corazón”.

Por su parte, Fuentes ha subrayado que, en Europa, el Resuscitation Council (Consejo para la Resucitación Cardio-Pulmonar de Reino Unido) salió al paso de este bulo, ya en 2002, con revisiones posteriores, indicando que “no conoce ninguna evidencia de que, incluso si un paciente solitario es consciente de que ha ocurrido un paro cardiaco, él o ella pueda mantener suficiente circulación para permitir la actividad y mucho menos ir por sus propios medios al hospital”.