Desde la SEC explican que la proteína S del Covid tiene un efecto sobre el endotelio vascular y la formación de trombos

Un estudio evidencia que el Covid-19 también es una enfermedad vascular
Julián Pérez-Villacastín, presidente electo de la Sociedad Española de Cardiología (SEC)


11 may 2021. 11.15H
SE LEE EN 2 minutos
Una investigación realizada en la Universidad de San Diego evidencia que el Covid-19, considerada una enfermedad respiratoria, puede ser también una enfermedad vascular. Los científicos llegaron a esta conclusión al detectar que la proteína de la espiga del virus SARS-CoV-2 ataca los vasos sanguíneos a nivel celular. Este hallazgo abre una ventana a una posible explicación de la presencia de trombos en la sangre asociados al Covid-19 y a los casos ocurridos tras la administración de las vacunas adenovirus contra el coronavirus.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

Sobre esta investigación publicada en la revista científica Circulation Research, Julián Pérez-Villacastín, presidente electo de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), en conversación con Redacción Médica avala la conclusión del estudio por su "gran potencial" para el análisis del efecto de la proteína S del virus sobre el endotelio vascular y la formación de trombos.

“Se ha comprobado que la proteína S, que es la espícula del Covid que se utiliza para entrar en las células, tiene un efecto directo sobre el endotelio vascular, que es la pared de células que recubre por dentro los vasos sanguíneos”, explica el cardiólogo.

Pérez-Villacastín agrega que el endotelio está relacionado con la vasodilatación y con la formación de trombos, “al estar alterada la pared del endotelio se pone en marcha una serie de mecanismos que son trombogénicos”, argumenta.


Coágulos y vacunas adenovirus


El cardiólogo señala que pese a que no se sabe aún la relación de los casos de coágulos tras la administración de vacunas adenovirus contra el Covid-19, asegura que la proteína S no se debería usar en la composición de las inyecciones por ser “aparentemente” patógena.

Sin embargo, Pérez-Villacastín afirma que la vacuna tiene un componente más inmunológico que daño directo sobre la pared del endotelio.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.