"Se está poniendo a punto el corazón artificial para trasplante definitivo"

Albert Miralles desgrana a Redacción Médica cómo ha sido la implantación, la primera realizada en Bellvitge

Albert Miralles, jefe de Cirugía Cardiaca del Hospital de Bellvitge.
"Se está poniendo a punto el corazón artificial para trasplante definitivo"
jue 27 junio 2019. 09.10H
Hay un paciente ingresado en el Hospital de Bellvitge cuyo electrocardiograma es totalmente plano. No hay curvas. En lugar de músculo cardiaco tiene un corazón artificial total que bombea por él gracias a su implantación hace semanas, el primero que realiza el centro

Albert Miralles, jefe de Servicio de Cirugía Cardiaca de Bellvigte, ha explicado a Redacción Médica por qué se llegó a este procedimiento. La única salida, señala, para que el paciente logre el trasplante de corazón que le permita seguir viviendo. 

¿Para qué tipo de pacientes está indicada esta intervención?

La indicación básica es para pacientes que tienen insuficiencia cardiaca avanzada por un fallo biventricular, completo de todo el corazón. 

Dicen que es una intervención de alta complejidad.

Sí, porque hay que extirpar el corazón para sustituirlo todo por un corazón artificial. El paciente queda sin músculo cardiaco. La pulsación la genera el dispositivo mecánico. Evidentemente, tampoco tiene electrocardiograma. Queda plano. Solo podemos ver las curvas de presión en los monitores. 

Hasta que le realice el trasplante de corazón, ¿deberá estar hospitalizado?

Hay otros pacientes que puedan tener fallo biventricular, pero se les puede poner algún tipo de soporte biventricular de corta duración. Y esperar. Porque en este país tenemos la suerte de tener donantes con relativa facilidad. Así que hay que aguardar hasta que tengamos uno para trasplantar pronto. Hace dos semanas hemos trasplantado un paciente en estas condiciones.

Pero el paciente que nos ocupa, además del fallo biventricular, tiene hipertensión pulmonar, que es consecuencia de tantos años con este problema. Eso no permite la utilización de un corazón donante. Se sabe por experiencia que el corazón donante claudica de forma inmediata. Con lo cual es un fracaso para el paciente que se trasplanta pero no solamente eso, sino que también es un revés para el sistema porque se está ‘malutilizando’ un donante que son escasos, a pesar de todo.

¿Él va a estar con el corazón artificial siempre?

Los profesionales del Hospital de Bellvitge durante la intervención.

Los profesionales del Hospital de Bellvitge durante la intervención.

Va a estar con el corazón artificial hasta que se consiga revertir esta situación de presión pulmonar alta. El objetivo es que él pueda movilizarse. Incluso que pueda ser dado de alta del hospital e irse a su casa con el sistema, porque para poder estabilizar esta presión pulmonar alta habitualmente se requieren meses. No es una cuestión de días.

Con todo, el objetivo es que esté un mínimo de entre cuatro y seis meses con este dispositivo. En el momento en que el paciente tenga una situación de reversión de esta situación, que impide el trasplante en este momento, es plantear el trasplante que necesitamos hacer.

O sea, que él podría estar mientras en su casa esperando el trasplante con el corazón artificial sin problema.

En este caso tenemos otros nueve pacientes de los cuales solo hay dos que tienen descartado el trasplante por contraindicaciones de diferente índole.

En cambio los otros están en su casa esperando el trasplante. Algunos de ellos porque también tienen el problema de la hipertensión pulmonar, pero por suerte su lado de corazón derecho está preservado y funciona aún. Con lo cual solamente con un soporte izquierdo ya nos permite asistirlos durante este tiempo, hacer bajar la presión pulmonar y trasplantarlos en condiciones.

Este chico desgraciadamente tenía un fallo de los dos ventrículos muy severo y no había opción de poderle poner un tipo de soporte univentricular.

¿Para él era esta la única opción?


"El paciente estaba cada vez más en una situación de declive"


Sí, porque representa meses. El paciente estaba cada vez más en una situación de declive clínico que hubiera acabado con el fallecimiento. Ante esta situación, lógicamente, se tiene que intentar hacer algún procedimiento para poder ofrecerle un futuro.

Y este procedimiento era la primera vez que se llevaba a cabo en Bellvitge.

Sí. Tenemos una experiencia larga con diferentes tipos de soportes: de corta duración, de larga duración, univentriculares... Es un centro de los más activos a nivel del Estado. Además nos han acreditado como centro formador a nivel europeo para la formación de equipos que necesiten adquirir conocimientos de cara a poder implantar estos dispositivos.

Y evidentemente sí, ha sido un paso más en la complejidad que representa todo lo que es la cirugía y la Medicina en el soporte circulatorio mecánico.

En España es muy excepcional.

En España es el segundo caso que se ha hecho con este modelo. A nivel mundial tampoco se hace mucho. En todo el mundo se han implantado cerca de 2000 casos. Es el único que está en funcionamiento. Hay uno que se ha diseñado en Francia en 2014, pero está en una fase de evaluación. Solo ha habido cuatro casos y algunos no han ido como se esperaba.

Uno de los objetivos que busca no es solamente asistir como puente al trasplante, sino también que haya casos en los cuales tenga que ser una terapia definitiva. Ahí sí que es un modelo que realmente está en estudio y se está poniendo a punto.

Más de 10 personas participaron en la intervención en momentos distintos.

Más de 10 personas participaron en la intervención en momentos distintos.


Pero de este modelo concretamente (SynCardia) de corazón artificial total se habrán implantado 2000 en todo el mundo. Con lo cual, comparado con los otros sistemas, que a lo mejor solamente de uno ya hay más de 20.000, pues es lógico que sea excepcional. No solamente por el hecho del tipo de enfermedad, sino también porque son pacientes que están en una situación mucho más grave y a veces no se llega a la opción de poderlo hacer. También porque no hay tantos de estos casos.

Así que para el Servicio habrá sido una satisfacción enorme haberlo conseguido.

Sí, lo que satisface es que todo ese tipo de programas no es algo individual, en absoluto. Son programas multidisciplinarios en los cuales participan muchos profesionales de la sanidad: enfermeras, cardiólogos, anestesistas, cirujanos… Mucha gente que trabaja en eso, que se han formado y que han ido adquiriendo experiencia. Y todo el mundo lo hace con la máxima ilusión para poder ofrecer la oportunidad que se pueda para los pacientes.

Es otro hito en el sistema nacional de salud.

Una de las cosas que valen la pena remarcar. En nuestro país tenemos un sistema sanitario que es muy bueno y que a veces no se valora como se tendría que valorar, pero no tiene nada que envidiar con la mayoría de sistemas públicos de países avanzados.

También puede ofrecer este tipo de tratamientos, que son de alta tecnología y costosos, y que evidentemente tienen su función. Así que otra de las cosas que son de agradecer es que haya un soporte de los gestores, de la administración, para que se puedan obtener los fondos necesarios para ello, porque son programas que cuestan dinero. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.