Bellvitge implanta su primer corazón artificial total

Se trata de una intervención quirúrgica de alta complejidad muy excepcional en España

Momento de la operación de implantación total del corazón en el Hospital de Bellvitge.
Bellvitge implanta su primer corazón artificial total
mar 18 junio 2019. 12.20H
El prestigioso programa de asistencia circulatoria mecánica del Hospital Universitario de Bellvitge, el más activo de España en implantación de corazones artificiales, ha dado un nuevo paso adelante con la implantación de su primer corazón artificial total. Se trata de una intervención muy excepcional en España, donde hasta ahora sólo se había implantado un dispositivo de las mismas características con éxito.

El paciente es un hombre de 30 años con fallo de los dos ventrículos del corazón e hipertensión pulmonar, afectaciones que le impedían recibir un trasplante de corazón o una asistencia ventricular mecánica (corazón artificial que sólo sustituye la función de uno de los dos ventrículos). Ante esta situación, y dada la extrema gravedad de su estado, se le indicó la implantación, con carácter temporal, de un corazón artificial total.

A la izquierda, corazón humano. A la derecha, corazón artificial total.

A la izquierda, corazón humano. A la derecha, corazón artificial total.


En una intervención quirúrgica de alta complejidad que se realizó  27 de mayo, los cirujanos retiraron los dos ventrículos del corazón del paciente (dejando intactas las aurículas, la aorta y la arteria pulmonar), implantaron en su lugar las conexiones para el corazón artificial, y colocaron a continuación el nuevo dispositivo, que incluye dos ventrículos artificiales que sustituyen a los extirpados. El sistema implantado se conecta mediante dos tubos a una consola portátil externa. Los impulsos que se generan en la consola externa se transmiten por un sistema de aire y vacío a los ventrículos artificiales que activan el mecanismo de bombeo de la sangre.

El paciente está en situación estable


Actualmente el paciente se encuentra ingresado en el Hospital de Bellvitge en situación estable. El objetivo del equipo médico es que, además de sustituir la función de los dos ventrículos, el dispositivo implantado ayude también a normalizar la tensión arterial pulmonar del paciente. De este modo puede estar en disposición de recibir un trasplante de corazón en un plazo de unos meses.

Esta intervención ha sido posible gracias a la gran experiencia en asistencia circulatoria mecánica (corazones artificiales) de los cirujanos cardiacos, cardiólogos y todo el equipo de profesionales de insuficiencia cardiaca avanzada y trasplante del Área de Enfermedades del Corazón de Bellvitge, que se ha complementado con una formación técnica específica para la implantación de este tipo de dispositivo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.