17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

La broncofibroscopia, la técnica más eficaz en enfermedades respiratorias

Permite explorar la tráquea y tener un diagnóstico más fiable del cáncer del pulmón

José Antonio Marín Torrado, neumólogo de Hospital Quirónsalud Clideba y del Centro Médico Quirónsalud Mérida.
La broncofibroscopia, la técnica más eficaz en enfermedades respiratorias
mar 07 junio 2016. 13.00H
Redacción
Las enfermedades respiratorias suelen presentar empeoramiento si el paciente fuma. Por ello, la técnica más eficaz para detenerlas es la broncofibroscopia. Se trata de una endoscopia que se introduce por la nariz, permitiendo explorar el interior de la tráquea y bronquios, aunque no permite realizar una exploración completa de todos los bronquios, debido a que estos se van estrechando progresivamente, siendo por tanto limitada en la exploración de todo el árbol bronquial.

Es una técnica útil de cara al diagnóstico del cáncer de pulmón (principalmente si son tumores centrales), en caso de que el paciente presente hemoptisis (expectoración de sangre) y para el diagnóstico de otro tipo de enfermedades respiratorias. Suele ser una técnica segura, pero no deja de tener algunos riesgos, como puede ser el sangrado masivo. No suele ser dolorosa, pero sí bastante incómoda, hecho que hoy en día suele pasar más desapercibido debido al uso de sedación, tanto parcial como completa.

Según José Antonio Marín Torrado, neumólogo de Hospital Quirónsalud Clideba y del  Centro Médico Quirónsalud Mérida, las enfermedades respiratorias pueden deberse a varias causas: de origen genético o con predisposición genética, por infecciones, de origen inflamatorio por autoinmunidad o alergia -es el caso del asma-. Y finalmente existen otras causadas por inhalación de tóxicos -humo de tabaco, vapores de productos de limpieza u otra serie de humos...). Lo que sí está claro es que todas ellas suelen presentar empeoramiento si el paciente fuma.

La influencia del tabaquismo en las enfermedades respiratorias suele ser bastante alta, bien por afectación directa como puede ser el caso de la EPOC o el cáncer de pulmón, o por afectación indirecta, ya que la exposición continúa a los irritantes del humo del tabaco produce empeoramiento de otras enfermedades respiratorias.

Pero el tabaquismo no sólo produce afectación respiratoria, sino que puede dar lugar a la aparición de otro tipo de enfermedades, de tipo cardiovascular, problemas de periodontitis y gastritis, aumentando el riesgo de cáncer en otros órganos, sobre todo a nivel urinario (riñón y vejiga). Por ello, Marín Torrado aconseja el abandono del hábito tabáquico.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.