13 dic 2018 | Actualizado: 22:10

Ver la tele más de 4 horas diarias aumenta el riesgo de cáncer colorrectal

Sin embargo, el tiempo frente al ordenador no se relaciona con este tipo de tumor, según un estudio de Reino Unido

Una vida sedentaria está más asociada al riesgo de padecer cáncer.
Ver la tele más de 4 horas diarias aumenta el riesgo de cáncer colorrectal
vie 09 marzo 2018. 16.50H
Redacción
Un estudio llevado a cabo en Reino Unido ha concluido que una vida sedentaria aumenta notablemente el riesgo de cáncer. El trabajo, publicado en el British Journal of Cancer, evaluaba la asociación con el cáncer colorrectal de los niveles de actividad física o inactividad.


Realizar actividad física diaria demostró reducir el riesgo de cáncer de colon


El nivel de inactividad se midió mediante el número de horas pasadas frente al televisor o usando el ordenador y sus resultados fueron concluyentes: mientras que el tiempo con el ordenador no encontró relación con tumores,  pasar más de cuatro horas al día viendo la televisión tuvo una asociación clara con el riesgo de padecer cáncer en el intestino.

La fortaleza de este estudio se basa en el tamaño de la muestra: se siguió a 430.584 hombres y mujeres (inscritos en el Biobanco de Reino Unido) durante una mediana de 5,6 años, al cabo de los cuales 2.391 habían desarrollado este tipo de cáncer.

En el lado opuesto, aquellas personas que desarrollaban algún tipo de actividad física tenían menor riesgo de padecer cáncer de colon, independientemente de su localización exacta. Sin embargo, los autores -liderados por Neil Murphy, de la Sección de Nutrición y Metabolismo de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, en Lyon (Francia)- no encontraron asociación significativa con tumores rectales.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.