Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:00
Especialidades > Aparato Digestivo

Los celiacos que siguen una dieta estricta tienen una menor calidad de vida

Un estudio analiza el grado de percepción que tiene este tipo de pacientes si siguen a ‘raja tabla’ su tipo de alimenta

La celiaquía es un trastorno autoinmune que afecta aproximadamente a una de cada 100 personas en Estados Unidos.
Los celiacos que siguen una dieta estricta tienen una menor calidad de vida
Redacción
Jueves, 15 de febrero de 2018, a las 18:20
Las personas con celiaquía que siguen una dieta sin gluten estricta perciben que su calidad de vida es menor, según revela un nuevo estudio de la Universidad de Columbia. Según Randi Wolf, su autor principal, los celiacos que siguen a ‘raja tabla’ una alimentación sin gluten pueden padecer consecuencias negativas tanto en su salud física como emocional. “Debemos seguir abogando por una dieta estricta sin gluten con la advertencia de que, para algunos, dicha hipervigilancia tiene un coste que debe ser atendido”, asegura Wolf.

La celiaquía es un trastorno autoinmune que afecta aproximadamente a una de cada 100 personas en Estados Unidos. Las personas con esta enfermedad deben evitar los alimentos y medicamentos que contienen la proteína gluten del trigo, la cebada o el centeno, ya que ingerir estas proteínas hace que su sistema inmune ataque sus intestinos, lo que resulta en desnutrición y una serie de otros problemas.

Pacientes extremadamente ‘vigilantes’

El equipo de investigación liderado por Wolf estudió a 80 adolescentes y adultos con enfermedad celíaca, la mayoría de los cuales habían sido diagnosticados al menos cinco años antes. Los participantes respondieron preguntas sobre la adherencia dietética, la vigilancia, los niveles de energía, el conocimiento sobre los alimentos que contienen gluten y los problemas de calidad de vida relacionados con la enfermedad celíaca.

Según sus respuestas, se clasificaron como “extremadamente vigilantes” o “menos vigilantes”. En total, 12 de los 50 adultos y siete de los 30 adolescentes en el estudio fueron considerados extremadamente vigilantes.

“Los adultos extremadamente vigilantes”, es decir, aquellos que solo usaban restaurantes celíacos, hicieron preguntas exhaustivas cuando salían a comer, examinaron todos los alimentos, medicamentos, etiquetas de suplementos, evitaron todas las fuentes potenciales de contaminación cruzada en el hogar, etc. “Tenía puntuaciones de calidad de vida significativamente más bajas en comparación con sus contrapartes menos vigilantes”, asegura Wolf.

Para aquellos pacientes “extremadamente vigilantes”, “tener familiares y amigos de apoyo, cocinar en casa (en lugar de comer afuera) y usar sitios de Internet y aplicaciones para facilitar la evitación de gluten fueron estrategias particularmente prevalentes para mantener una dieta estricta sin gluten”.

No obstante, el estudio no puede demostrar que ser hipervigilante sea la causa de la peor calidad de vida de los participantes, sino que recomienda a los pacientes con celiaquía que atiendan a sus necesidades tanto físicas como emocionales. “Para lograr esto, necesitamos atención médica que incluya no solo médicos, sino también dietistas y profesionales de la salud mental para ayudar a las personas en esta dieta desafiante y para toda la vida”, explica el experto.