Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Especialidades > Aparato Digestivo

La sal daña las bacterias buenas del intestino

Un consumo excesivo facilita la aparición de hipertensión e impacta negativamente en el curso de la esclerosis múltiple

Según un estudio publicado en la revista 'Nature'.
La sal daña las bacterias buenas del intestino
Redacción
Martes, 19 de diciembre de 2017, a las 12:40
La sal común ataca a ciertas bacterias del ácido láctico en el intestino de ratones y humanos, algo que influye en las células inmunes que son responsables de las enfermedades autoinmunes y la hipertensión.

Así ha concluido un estudio publicado en Nature por el Centro Max Delbrück y Charité, de Berlín, que también ha recomendado reducir el consumo diario de sal. “Hasta ahora, nadie había estudiado cómo afecta la sal a las bacterias en el intestino”, ha señalado el director del estudio, el profesor Dominik Müller, del Centro Experimental y de Investigación Clínica de Berlín.

Por tanto, el exceso de sal en los alimentos no sólo facilita la aparición de hipertensión, también tiene un impacto negativo en el curso de las enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple (EM). Según el descubrimiento del equipo de Müller, la sal diezma los lactobacilos del intestino y aumenta la presión arterial, generando células Th 17 auxiliares, asociadas con enfermedades como la EM.

El papel que desempeñan las bacterias en las enfermedades más diversas se  está convirtiendo un foco de investigación importante, aunque se desconoce todavía cómo interactúa en gran parte el organismo con la flora intestinal. “No podemos excluir la posibilidad de que existan otras bacterias sensibles a la sal que sean igualmente importantes”, ha asegurado Müller.