Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:55
Especialidades > Hepatología

España, libre de hepatitis C en 2021

Una vez eliminado el virus, algunos pacientes deben continuar con cribados periódicos de hepatocarcinoma

España, libre de hepatitis C en 2021
Redacción
Martes, 26 de septiembre de 2017, a las 13:50
“Es posible lograr la eliminación de la hepatitis C en el año 2021 en España y en 2030 en todo el mundo”. Así lo ha afirmado Juan Antonio Pineda, especialista de la Unidad de Enfermedades Infecciosas y Microbiología del Hospital Universitario de Valme (Sevilla) y presidente del comité organizador del III Congreso Nacional del Grupo de Estudio de las Hepatitis Víricas (Gehep) de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), que se ha celebrado recientemente.

De acuerdo con el comité organizador del congreso, la eliminación de la hepatitis C pasa por el tratamiento de todos los pacientes infectados y por la reducción de comportamientos de riesgo para prevenir nuevas infecciones. Para tratar a todas las personas con el virus de la hepatitis C (VHC) es necesario el diagnóstico precoz de los casos ocultos mediante campañas de cribado a gran escala. Esto adquiere aún mayor relevancia en el momento actual, tras la decisión de ampliar el tratamiento a los pacientes con F0 y F1: “La mayor parte de los pacientes que permanecen con infección no diagnosticada presentan poca fibrosis y ahora son susceptibles de ser tratados”, ha señalado Pineda.

Abordaje multidisciplinar y nuevos tratamientos

La cita científica también ha prestado especial atención a la necesidad de un abordaje multidisciplinar de la eliminación de la infección por VHC: infectólogos y hepatólogos, como responsables del tratamiento; médicos de prisiones y de adicciones, dedicados al cribado de pacientes en riesgo de infección por VHC; microbiólogos, centrados en el diagnóstico microbiológico; y farmacéuticos deben actuar de forma coordinada.

Los próximos meses también estarán marcados por la llegada de los tratamientos de nueva generación para el virus de la hepatitis C. Según Pineda, “los nuevos fármacos garantizan la curación de prácticamente el cien por cien de los pacientes, incluso de los infectados por genotipo 3 y de aquellos pretratados con resistencia a algunos antivirales de acción directa y, en muchos casos, con tratamientos de solo ocho semanas”.

Una vez finalizado el tratamiento y eliminado el VHC, en algunos pacientes que iniciaron el tratamiento presentando fibrosis hepática avanzada o cirrosis pueden aparecer complicaciones hepáticas, principalmente cáncer de hígado. Por ello, “deben continuar en seguimiento a largo plazo con cribado periódico de hepatocarcinoma y, si procede, de varices esofágicas”, concluye el especialista.