Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Especialidades > Aparato Digestivo

El omeprazol se asocia a mayor mortalidad en pacientes de hemodiálisis

Casi el 80 por ciento de estos pacientes utilizan algún tipo de inhibidor de la bomba de protones

El omeprazol es uno de los medicamentos más consumidos en la actualidad.
El omeprazol se asocia a mayor mortalidad en pacientes de hemodiálisis
Redacción
Miércoles, 10 de enero de 2018, a las 09:20
Un estudio realizado por la Sociedad Española de Nefrología y Fresenius Medical Care (Grupo de Trabajo de Optimización de los Resultados en Diálisis) ha mostrado que el uso de inhibidores de la bomba de protones, como el famoso omeprazol, en pacientes de hemodiálisis se asocia con hipomagnesemia y con un exceso de riesgo de mortalidad.

En la investigación han participado 2.242 pacientes tratados en 40 centros españoles de hemodiálisis, y los autores concluyen que “el equilibrio entre posibles efectos negativos y positivos debe ser considerado antes de la exposición a largo plazo a inhibidores de la bomba de protones de estos pacientes”.

Además, recomiendan que el tratamiento con omeprazol sea “monitorizado regularmente” y prescrito “únicamente cuando esté indicado”. El trabajo ha sido publicado en Kidney International Reports.

Ángel Luis Martín de Francisco, del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander) y principal autor del estudio, advierte de que el uso de estos fármacos en pacientes de hemodiálisis “a menudo no está justificado”.  Y es que la investigación ha mostrado que la proporción de pacientes que tomaban este tipo de medicamentos era muy alta: nada menos que el 79,2 por ciento.

Además, se identificó el uso de inhibidores de la bomba de protones como un predictor de mortalidad cardiovascular. Los cocientes de riesgo para mortalidad de cualquier causa y mortalidad cardiovascular fueron más altos entre los pacientes con inhibidores de la bomba de protones que con los que no tomaron estos fármacos.

El problema con los medicamentos de la clase del omeprazol es que su uso está generalizado: entre el 50 y el 80 por ciento de los pacientes mayores de 65 años que ingresan en residencias o en hospital por agudización de enfermedad los tenían recetados.

Otro estudio también ha concluido que la exposición a inhibidores de la bomba de protones está asociada a mayor riesgo de enfermedad renal crónica y con la propia progresión de la enfermedad renal crónica. Tanto los problemas cardiovasculares como el uso de inhibidores de la bomba de protones son muy frecuentes en pacientes en hemodiálisis.