¿Qué es la ivermectina y cómo afecta al coronavirus?


La ivermectina es un principio activo que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) tiene indicado para tratar los granos y las lesiones cutáneas que provoca la rosácea. Un estudio publicado en mayo muestra que su uso redujo la mortalidad en pacientes con coronavirus ingresados en el hospital, pero su uso con tal indicación no ha sido aprobado por las autoridades sanitarias y se necesitan más certezas sobre sus efectos. 

La asociación de la ivermectina con una mejora de los síntomas de Covid-19 procede de un estudio publicado donde participaron 169 hospitales de tres continentes. Su uso mostró una menor mortalidad y tiempo de estancia en el centro hospitalario.

En concreto, la Aemps registró una mortalidad del 1,4 por ciento en pacientes ingresados en los que se utilizó este medicamento, frente a una mortalidad del 8,5 por ciento en aquellos que no la utilizaron. La cohorte de pacientes fue de 704. 

¿Por qué no está aprobada la ivermectina para coronavirus? 


Tal y como señala la Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA), "aunque existen usos aprobados para la ivermectina en personas y animales, no está aprobada para la prevención o el tratamiento del Covid-19", ya que son necesarias más certezas sobre sus efectos.

Es por ello que la FDA aconseja  "no tomar ningún medicamento para tratar o prevenir el Covid-19 a menos que se lo haya recetado su proveedor de atención médica y lo haya adquirido de una fuente legítima". "Se necesitan pruebas adicionales para determinar si la ivermectina puede ser apropiada para prevenir o tratar el coronavirus", sentencia. 

¿Para qué sirve la ivermectina? 


En España, el uso de este principio activo está indicado en una crema se aplica en la piel de la cara para tratar los granos y las lesiones inflamatorias que aparecen en la rosácea. En Estados Unidos, en cambio, está indicado para tratar algunos gusanos parásitos (estrongiloidiasis intestinal y oncocercosis). En forma de crema, Estados Unidos permite su utilización también para atacar parásitos externos como piojos y la rosácea.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.